La alta contaminación obliga a cerrar al baño una playa de Cee y otra de Fisterra

|

024Manuel Sambade > Cee
  Los resultados de los controles microbiológicos realizados por el departamento de Sanidad Ambiental de la Consellería de Sanidade en las playas de A Concha, en Cee, y Sardiñeiro, en Fisterra, aconsejaron el cierre temporal de esos arenales hasta un posterior análisis que, según la propia consellería, “ya ha sido realizado el pasado día 20 y cuyos resultados se publicarán en nuestra web mañana”. De resultar positivo, ambas playas volverían a obtener el calificativo de aptas para el baño.  
La playa artificial con la que cuenta Cee, conocida popularmente por la de A Concha, tanto por su forma como por la abundante presencia de los restos de abundantes moluscos, ostenta desde hace días un cartel que advierte que “con carácter provisional, esta praia esta pechada ao baño”, con el que el Ayuntamiento advierte ahora de la situación de la playa.
A esta situación se suma también la de Sardiñeiro, en Fisterra, ambas pendientes de revisión debido a las altas concentraciones de bacterias halladas en sus aguas y que han provocado que el departamento de Sanidade Ambiental de la Consellería de Sanidade la haya calificado como pendientes de revisión.
Los motivos de dicha calificación se deben a que, como señalan los Técnicos del departamento de Sanidade Ambiental, cuando se supera el nivel de 1.500 unidades formadoras de colonias por cien mililitros, “se considera que esas aguas no son aptas para el baño y ordenamos su cierre”.
En los casos de la playa de A Concha y de la de Sardiñeiro tales parámetros se superan en ambas, presentado la de Cee concentraciones de 1.100  en Enterococo intestinal y de 3.500 en lo relativo a Escherichia coli; la de Sardiñeiro, por su parte, tampoco le va a la zaga, pues cuenta con niveles de Enterococo intestinal de 1.200, y de 2.500 de Escherichia coli.

Causas > La causa más probable de esta situación, según los técnicos, es la debida a la insuficiente depuración de las aguas vertidas a los respectivos arenales “por causa de una depuración insuficiente”. La de A Concha en Cee, es además calificada de “especialmente problemática”, pues, como reconoce la Técnica responsable de los análisis de la misma, “yo llevo ocho años en mi puesto, y todos los años tenemos que realizar varios muestreos en esa playa, porque siempre nos da problemas”.
Desde el Ayuntamiento de Cee, su regidor, Ramón Vigo Sambade, ha señalado al respecto que el hecho del cierre provisional del arenal ceense “es algo puntual dentro de una situación que viene repitiéndose de modo periódico, por lo que no hay motivo alguno de alarma”. Ahora, tanto el Ayuntamiento de Cee como e el de Fisterra y el departamento de Sanidade Ambiental de la consellería aguardan que el próximo análisis pudiera ya deparar la eliminación de la prohibición temporal.
La Consellería de Sanidade informa de que los análisis se realizan en tandas de frecuencia quincenal desde el 1 de junio hasta la finalización del período veraniego, el próximo 31 de septiembre, lo que conlleva un total de 10 muestreos a lo largo de estos meses, pues la elevada afluencia de bañistas y la gran cantidad y extensión de las zonas de baño, requieren la adopción de las medidas que garanticen la calidad de las aguas de baño para proteger la salud de los bañistas al tiempo de conservar el medio en las mejores condiciones.
Los técnicos de protección de la salud realizan la toma de muestras para la determinación analítica de parámetros microbiológicos obligatorios para los que se define una metodología de muestreo y análisis.

La alta contaminación obliga a cerrar al baño una playa de Cee y otra de Fisterra