Reportaje | Xerión se muda con sus primeras figuras en la maleta

La galería e estrena con una exposición de primeras figuras | pedro puig
|

Xerión cambia de ubicación. Avanza por Modesta Goicouría, donde cobijó al arte durante años, y llega hasta Rubine para acampar en el número 17. Allí, con más espacio, la galería expandirá su universo creativo. Mostrará a referentes del país con la amplitud suficiente como para degustarlo al dente y sin prisas.
Desde el pasado 17, de 2017, y en el número 17, Xerión estrena su nueva casa con una exposición en la que concentra lo mejor del siglo XX y también del actual con nombres como el de Urbano Lugrís y su hijo Lugrís Vadillo, Lago Rivera, Arturo Souto, Laxeiro, Eugenio Granell, Alfonso Abelenda, Lloréns, Sobrino, Sotomayor o Patiño.
También se pueden ver piezas de Mercedes Ruibal, de Tenreiro y Xaime Quessada. Comparten espacio con otras de Murado, Julio Sanjurjo, Dans o Xaime Cabana.
Por otra parte, están los pinceles que en la actualidad siguen batiendo contra el lienzo como Rafael Úbeda o Laureano Vidal. “Son los nuestros”, que llevan la marca Galicia allí por donde van. La galería los expondrá hasta el 15 de septiembre, en horario de 11.30 a 15.00 y de 18.30 a 21.30 horas, de lunes a viernes y los sábados, de 12.00 a 14.00 horas.

“Cuenta ahorro”
Además de ser escaparate, Xerión propone una “bolsa de arte”, donde los amantes de la plástica pueden depositar una cantidad de dinero al mes para invertir en un cuadro o una escultura porque aunque con la crisis, la gente rompió la hucha, ahora vuelven a juntar euros con este fin.
En este sentido, los que cuelgan de las paredes tienen precios muy variados y “desde los 200 euros, se pueden adquirir obras muy buenas de autores que están en museos”. No solo con eso, el centro ofrece la opción de pagarlas a plazos. Todo para que la impronta entre por la puerta de casa de los coruñeses que lo aprecian.
Para ellos, también organizan los días de inauguración un sorteo entre los asistentes. Su baza en el mapa expositivo de la ciudad es la misma de antes. Se basa en primeras figuras de los que chuparon de fuera para retratar el país de otra forma. Distinta. Tanto pintores como escultores.

Reportaje | Xerión se muda con sus primeras figuras en la maleta