Mato se siente “dolida” por la imputación de un alto cargo de Traballo en la operación “Zeta”

23 diciembre 2009 A Coruña.- La conselleira de Traballo ya puede presumir de ser coruñesa del año. Beatriz Mato, "gallega" de Barakaldo y Monte Alto, "nunca olvidó sus orígenes" y por eso, y por su labor política

La conselleira de Trabajo, Beatriz Mato, confesó ayer que se siente “dolida” por la imputación de un alto cargo de su departamento, –ya dimitido–, en la operación “Zeta”, una investigación del Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña sobre una presunta captación fraudulenta de ayudas públicas.
La cantidad cuestionada llegaría a los 20 millones de euros, su destino serían cursos formativos, los cuales nunca han llegado a ser ejecutados; y uno de los imputados es el otrora director xeral de Traballo e Economía Social, Odilo Martiñá, que ha de responder por la presunta comisión de los delitos de tráfico de influencias y de cohecho.
Con la causa activa y avanzando, Mato dijo en una entrevista que emitió ayer la Cadena Ser en Galicia, después de recordar y apelar a la presunción de inocencia, que prefiere ser cauta puesto que es la Justicia la que ha de pronunciarse.
No obstante, al ser preguntada sobre si se siente traicionada, contestó que “más que traición, que es una palabra muy fuerte para mí, lo principal fue que me he sentido un poco dolida”, precisó, e indicó que está a expensas de que se den las explicaciones oportunas ante el órgano jurisdiccional correspondiente.
Consultada por los regalos del empresario gallego Gerardo Crespo, –epicentro de esta trama–, a cargos políticos y funcionarios de la Xunta, la conselleira dijo, en términos generales, que alguna vez recibió algún presente “sin incidencia” en su gestión, es decir, jamás un regalo para cambiar un modo de proceder suyo dentro de la política.
“No he recibido en mi vida nada que me haya influido de alguna manera, ni para un lado ni para el otro, en mis decisiones”, ha subrayado.
También al ser preguntada por las perspectivas de empleo, garantizó que 2015 será mejor, porque hay datos que “invitan a la esperanza”, aunque esto no significa que se pueda estar de brazos cruzados, puesto que el camino que queda es largo.

Mato se siente “dolida” por la imputación de un alto cargo de Traballo en la operación “Zeta”

Te puede interesar