El buen tiempo y los cielos despejados se prolongarán durante otra semana

El Ideal Gallego-2014-09-28-016-b8310ea5_1
|

Septiembre está acabando igual que empezó. Si los dos primeros días de este mes registraron la temperatura más alta de todo el verano, ligeramente por encima de los 30 grados, la última semana está siendo de lo más agradable, incluso calurosa en algunas jornadas, y con una estabilidad que se ha echado de menos a lo largo de todos los meses estivales.
Estos últimos días, ya dentro del denominado “veranillo de San Miguel”, han devuelto a la gente a las playas, especialmente ayer sábado, cuando los arenales de la ciudad presentaban una imagen más propia de los meses de julio o agosto que de las alturas de septiembre en las que nos encontramos, ya oficialmente en la estación otoñal.
En la jornada de hoy, aunque ligeramente más fresca que la de ayer, se volverá a ver el sol y los coruñeses disfrutarán de temperaturas que superarán sin problemas los 20 grados.

semana soleada
En la misma línea se presenta la semana que viene. Mañana lunes y el martes el sol compartirá el cielo con algunas nubes, con temperaturas similares a las de hoy, pero a partir de ahí, la situación incluso mejorará. Las previsiones de Meteogalicia indican que al menos de miércoles a viernes –ya principios del mes de octubre– habrá cielos completamente despejados, con subida de los termómetros, que podrían alcanzar hasta 26 grados.
Tiempo por tanto de verano para empezar el nuevo mes, que permitirá, a aquellos que puedan hacerlo –tiene el inconveniente de que serán días entre semana–, apurar los días de playa de esta temporada.
Para el próximo fin de semana, el primero de octubre, la temperatura seguirá siendo muy agradable para la época de la que se trata, pero entonces sí que podrían volver las precipitaciones. De hecho, para el domingo la probabilidad de lluvia es a día de hoy superior al 50%.
El mercurio bajará levemente, con máximas de 23 grados, altas para ser octubre. Las mínimas se mantienen en unos trece o catorce grados, aunque la sensación a primera hora será más baja.

El buen tiempo y los cielos despejados se prolongarán durante otra semana