El Ayuntamiento y el comité de Albada acercan posturas para evitar la huelga

el ideal gallego-2019-04-25-011-503c279f
|

Los delegados del comité de empresa de Albada se reunieron ayer con responsables municipales en la casa del Agua para tratar de llegar a un acuerdo que garantice la subida salarial de la plantilla, en que hay más de 90 empleados, en el pliego de condiciones del nuevo contrato de gestión de la planta de reciclaje de basura. Ambas partes señalaron que se hicieron avances. La concejala de Medio Ambiente, María García, les prometiera que se llegaría lo más lejos que se permitiera la legalidad para proteger los intereses de los trabajadores, que han programado una huelga para el próximo martes.


Pero, por otro lado, la responsable de Medio Ambiente confió a los trabajadores que no podía ceder a todas sus pretensiones ante el temor de cometer alguna irregularidad jurídica que le obligara a retirar el pliego de condiciones del contrato, como fue el caso del servicio de limpieza. Desde el Ayuntamiento señalan que muchas de las peticiones de los trabajadores ya están contempladas en el documento, y que se buscará recoger “todas aquelas que permita o marco xurídico con obrigas contratúais para a nova empresa”.

Como señaló el presidente del comité de empresa, Julio Martínez Maceiras, su principal reivindicación es la descongelación salarial, dado que sus sueldos no han subido desde hace cinco años. El comité de empresa no ha adoptado una postura todavía respecto al pliego de condiciones, y hoy se reunirá para estudiar la situación junto con sus asesores jurídicos. Mañana volverán a reunirse con el Ayuntamiento de nuevo, en lo que será la última de las reuniones programadas, aunque si es necesario pueden celebrar más reuniones antes del martes.. 

Aplazamiento 
En realidad, la protesta estaba programada para el sábado pasado, pero los trabajadores decidieron aplazarla a requerimiento de la Concejalía de Medio Ambiente, que busca una salida amistosa al conflicto, aunque no puede hacer que Albada se siente a negociar en la mesa, dado que escapa a sus competencias.  


Lo que esperan los 98 trabajadores (83 si se descuenta la directiva) de la reunión es que de ella surja un documento marco, una plataforma a partir de la cual negociar su convenio, sea con Albada o con cualquier otra empresa que se haga con la concesión. De esta manera, las decisiones afectarían a la elaboración de los pliegos de condiciones, que “deberán  recoller compromisos de garantía de emprego e a recuperación dos dereitos laborais e socioeconómi cos roubados ao persoal nos últimos anos”, según fuentes sindicales.

El Ayuntamiento y el comité de Albada acercan posturas para evitar la huelga