El grupo de teatro de Afundación se reencuentra en su primer ensayo

Los integrantes de la agrupación ensayaron en Santa Margarita | p. g. fraga
|

El pasado mes de marzo, la vida normal tal y como la conocíamos quedó alterada y tuvimos que echar mano de la tecnología para charlar con la familia, trabajar o incluso crear y consumir cultura. Ayer se vivió un nuevo paso hacia la normalidad con el primer ensayo del grupo de teatro Sénior de Afundación, que tuvo lugar en el atrio del parque Santa Margarita.

Explica el director de este grupo teatral, que nace en el Espazo +60 de Afundación, Víctor Díaz Barus, que la obra que comenzaron a ensayar ayer es su versión de “Os vellos non deben de namorarse”, de Castelao, titulada “Os vellos namorados”, con la que ya recorrieron “prácticamente toda Galicia” representándola antes de la pandemia.

Ante las recomendaciones de las autoridades sanitarias, y al tratarse de un grupo sénior, “no teníamos donde ensayar, porque no se puede, entonces se nos ocurrió ir a Santa Margarita, al aire libre, y ensayar esta obra”, realata Díaz Barus.

Aprovecharon la tarde también “para ensayar otra obra que estamos montando, que es un homenaje a Lorca, que son las últimas horas de vida de Lorca, que pasan delante de él todas sus obras: “La casa de Bernarda Alba”, “Bodas de sangre”, “Yerma”... que van acompañadas de recitaciones de sus poesías, en un montaje muy bonito, muy musical”, relata el director de este grupo teatral.

El de ayer fue un ensayo completamente natural, con la única luz que el día les proporcionaba, “como un ensayo de los que hacemos en un centro cerrado, pero sin música ni luces”, decía Víctor Díaz Barus, “tan solo la interpretación de los actores”, que rondan la veintena de personas.

Vuelta al escenario 
La vuelta a los escenarios del grupo de teatro todavía no está marcada en el calendario, a la espera de cómo evolucione la situación sanitaria, pero el director apunta a que “en octubre, más o menos, pero estamos pendientes de lo que diga el Gobierno”.

Mientras “se pueda” y el tiempo lo permita, repetirán las sesiones de ensayo al aire libre como la celebrada ayer en Santa Margarita. “Alguna más haremos, a lo mejor en julio, en agosto descansaremos y en septiembre retomaremos los ensayos al aire libre, hasta que se pueda ensayar en un centro cerrado”, apuntaba.

La cita de ayer tenía como objetivo “el reencontrarnos después de estar encerrados tanto tiempo, ahora nos reencontramos todos y miramos como está el texto”. Pero en estos meses no estuvieron parados, ya que, gracias a la tecnología, pudieron hacer “unos montajes” poéticos “que tuvieron muy buena aceptación”.

El grupo de teatro de Afundación se reencuentra en su primer ensayo