Iberia perjudica a cientos de usuarios al cancelar una conexión con Madrid

En las pantallas del aeropuerto coruñés no se indicaban los problemas con dos vuelos entre A Coruña y Madrid
|

La compañía Iberia volvió a cancelar ayer una conexión entre los aeropuertos de Madrid y A Coruña eliminando de la parrilla también el regreso a la capital en el mismo avión. La decisión de la aerolínea, cuyas motivaciones no quedaron muy claras, afectó a cientos de usuarios que tenían como destino o lugar de partida Alvedro. Hubo quien incluso llegó a perder el primer día de vacaciones, al no llegar al enlace con otro vuelo en Barajas.
A diferencia de lo que ocurre con otras compañías cuando hace mal tiempo, que se desvían si es necesario, Iberia no llegó a permitir que el avión que debía llegar sobre las 08.40 horas procedente de Madrid saliese del aeródromo Adolfo Suárez como ha hecho otras veces. A los usuarios a los que dejó a la espera de un nuevo puente aéreo en Madrid y a aquellos que se quedaron en la infraestructura coruñesa esperando poder viajaren la ruta a la inversa se les habló de problemas técnicos en la aeronave pero también de malas condiciones climatológicas en Madrid.

Este diario pudo saber que la causa del problema pudo deberse también a problemas con la rotación de los aviones, dado que en estas semanas empieza a incrementarse la demanda de viajes y, en consecuencia, las frecuencias por la cercanía de la Navidad.
Por ejemplo, en los últimos días ya se detectaron problemas con el espacio para las maletas para llevar como equipaje de mano en distintos recorridos hacia y desde Galicia.
Sin embargo, fuentes de Iberia no llegaron a aclarar los motivos reales de una decisión que perjudicó a varios cientos de pasajeros. No en vano hay que tener en cuenta que hasta la ciudad suelen volar transportes con alrededor de 180 plazas, que acostumbran a ir al completo. Y al cancelarse el trayecto desde Madrid sucedió lo propio con el que debía salir a posteriori desde Alvedro.

Garantía de colocación
La compañía sí aseguró que los portadores de los billetes fueron recolocados en otras frecuencias y, en el caso de A Coruña, una parte del pasaje se trasladó a Santiago para viajar desde Lavacolla antes de que partiese de la ciudad el siguiente vuelo con plazas libres. Sin embargo, esta solución no se facilitó a todo el mundo y rozando el mediodía todavía había varios grupos de personas a la espera en la instalación.
Una joven que había acudido a buscar a su pareja se quejaba de la falta de información, pues ni siquiera en las pantallas de la terminal se anunció que la frecuencia en cuestión había sido cancelada. Varias horas después no había conseguido que le informaran de a qué hora llegaría su novio al aeródromo.
Por su parte, una familia daba por perdido el primer día de sus vacaciones en Florencia. Tenían que haber cogido un enlace en Madrid pero como ya no había esa posibilidad, Iberia pensaba enviarlos a Barcelona para que hoy mismo pudieran partir hacia la localidad toscana.

Iberia perjudica a cientos de usuarios al cancelar una conexión con Madrid