Los constructores confían en multiplicar las ventas al proteger al comprador final

El Ideal Gallego-2016-03-02-005-33183755
|

El sector inmobiliario coruñés ha dado un paso más para apuntalar la recuperación. La Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco) ofreció ayer una jornada al sector en la que analizó los cambios legales que benefician a los compradores. El secretario general del colectivo, Juan José Yáñez, destacó que con la ley que entró en vigor en enero, que asegura que a los ciudadanos que firmen un contrato sobre plano o con un inmueble en construcción se les devolverá el dinero en caso de algún imprevisto, aguardan cerrar el círculo para crecer algo más rápido.
Alrededor de un centenar de representantes de compañías constructoras se reunieron ayer en el Club Financiero para estudiar “una ley que ha entrado en vigor el 1 de enero y que viene a sustituir a la del año 68”.  En la práctica, el cambio implicará que si un ciudadano adquiere un piso sin que este esté acabado y hay problemas con la entrega recuperará el dinero invertido a través de las garantías  de devolución del montante total –incluidos los intereses y el IVA correspondiente– que ofrecerán un banco o una aseguradora. 
“Estos derechos son irrenunciables para el comprador aunque los desconozca o no los pida”, afirma Juan José Yáñez. Con esta modificación, que permitirá restablecer la fama del sector, desde Aproinco confían en “que la ley permita una mayor reactivación del sector”. 
“En la medida en que los compradores se vean totalmente garantizados y tengan confianza en que se les devolverá todo si no se cumple, podrían animarse a adquirir viviendas porque les hagan falta o por inversión”, incide el representante al ser preguntado por si todavía hay gente que confía en hacer negocios de esa forma. 
Los promotores ven con esperanza este impulso del Gobierno central pues sostienen que al final, si logran reservas sin las propiedades construidas, eso repercutirá en el apoyo financiero que consigan para poder llevarlas a cabo. “Le podremos decir al banco es un proyecto muy bonito, con una ubicación muy buena y, además, tenemos el 50% vendido”, destaca. En su opinión, toda esta dinámica permitirá “cerrar el círculo que ayude a la reactivación del sector”. 

nueva o rehabilitada
La garantía económica irá aparejada tanto a casas nuevas como a aquellas que sean sometidas a rehabilitación.
Por ello, Aproinco sostiene que será una medida “muy interesante para intentar recuperar de la crisis y del paro a cantidad de empresas, autónomos y fabricantes de materiales que tuvieron que reducir plantilla o cesar en su actividad”. De hecho, existen firmas coruñesas “que están empezando a buscar nuevos proyectos y han aumentado los visados en el Colegio de Arquitectos”. 
A nivel global, Yáñez considera la norma “muy oportuna porque en los últimos años ha habido muchos escándalos y problemas y todo lo que sea una garantía es positivo”.
La única pega para relanzar el sector sigue siendo la lentitud con la que se tramitan las licencias tanto en el Ayuntamiento como en el resto de municipios de A Coruña. Los profesionales prefieren mantener más al margen la carencia de suelo urbanizable de inmediato ya que “hasta que no haya una reactivación más grande del sector, no habrá operaciones de grandes desarrollos de suelo y, probablemente, los bancos tampoco apostarían por ello”.

Los constructores confían en multiplicar las ventas al proteger al comprador final