El Gobierno ruso se compromete al desarme en Ucrania de los separatistas

PRA479. PRAGA (REP�BLICA CHECA), 17/04/2014.- Manifestantes participan en una movilizaci�n contra la intervenci�n rusa en Ucrania, hoy, jueves 17 de abril de 2014, frente a la embajada de Rusia en Praga (Rep�blica Checa). Diplom�ticos occidental
|

Estados Unidos, Ucrania, Rusia y la Unión Europea acordaron ayer rebajar las tensiones en el este de Ucrania con una serie de medidas que incluyen el desarme de los grupos ilegales y el envío de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).
El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, anunció el acuerdo al término de la reunión, celebrada tras una escalada de la tensión en el este de Ucrania fronterizo con Rusia, donde en los últimos días grupos de activistas prorrusos tomaron varias dependencias oficiales.
La misión de la OSCE tendrá la tarea de garantizar el retorno de la calma a esa zona, así como la liberación de los detenidos durante la toma de dependencias públicas y otros actos fuera de la ley en esa región, indicó Lavrov.
“Se acuerda que esa misión debe tener un rol preponderante en asistir a las autoridades ucranianas y a las comunidades locales en la implementación de las medidas para rebajar las tensiones allí donde más se necesiten, empezando en los próximos días”, indica un comunicado aprobado por las cuatro partes.
Estas se comprometieron a apoyar el funcionamiento de la misión de la OSCE, incluso aportando observadores a ella.
Al término de la jornada de reuniones entre los ministros de Exteriores de EEUU, Ucrania, Rusia y la responsable de la diplomacia europea, se anunció también que se procederá al desarme de todos los grupos ilegales en Ucrania, así como una amnistía para aquellos que participaron en los desórdenes.
“Una amnistía será concedida a los manifestantes y a aquellos que dejen edificios y otros lugares públicos y entreguen las armas, con excepción de los responsables de crímenes graves”, indica el acuerdo.
Además de devolver las dependencias públicas a sus legítimos ocupantes, se levantará la ocupación de calles, plazas y otros lugares públicos en ciudades y localidades ucranianas.

negociación
Los observadores de la misión de la OSCE que opera en Ucrania se trasladará lo antes posible a los lugares donde grupos prorrusos han tomado dependencias y otros lugares públicos y negociará con ellos su rendición.
Mientras, el presidente de Francia, François Hollande, se entrevistó ayer telefónicamente con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y acordaron vigilar de cerca el cumplimiento del acuerdo alcanzado en Ginebra respecto a la crisis ucraniana.
Los tres mandatarios “mostraron su deseo de que (el acuerdo) abra la vía a una distensión”.
Por otro lado, el secretario de Defensa de EEUU, Chuck Hagel, anunció ayer el envío de “asistencia militar no letal” a Ucrania, como suministros médicos y generadores eléctricos, y reiteró que las acciones de Rusia en el este de ese país son “peligrosamente irresponsables”. “Estados Unidos continúa su apoyo a Ucrania, y he llamado al ministro de Defensa ucraniano interino para comunicarle que el presidente Barack Obama ha aprobado el envío de asistencia militar adicional no letal”, explicó.
Entre los materiales que Washington enviará al Servicio de Guardia Fronteriza de Ucrania figuran cascos, carpas, equipos de purificación de agua y generadores eléctricos.
El secretario de Defensa añadió que EEUU continuará revisando la ayuda “adicional” que pueda entregar a Kiev.
Hagel señaló, además, que la “agresión” de Rusia a la soberanía de Ucrania “ha renovado nuestro compromiso” para fortalecer la alianza de la OTAN.
Este es un momento crítico para la OTAN”, subrayó el secretario de Defensa, quien respaldó el aumento de tropas aéreas y navales por parte de la Alianza Atlántica en la región.
No obstante, el jefe del Pentágono aseguró que estos movimientos son de carácter “defensivo” y que no tienen como objetivo “amenazar o provocar a Rusia”.
Asimismo, indicó que lo importante es encontrar una “solución política” a la crisis en Ucrania y calificó las acciones de Rusia tanto en Crimea como en el este de Ucrania como “peligrosamente irresponsables”. n

El Gobierno ruso se compromete al desarme en Ucrania de los separatistas