Sortu celebra su primer congreso sin referencias a ETA y con Arraiz de presidente

hasier arraitz se dirige a sus simpatizantes tras su elección efe
|

La izquierda abertzale oficializó ayer su nueva marca legal con el Congreso constituyente de Sortu, un partido que acoge a dirigentes de Herri Batasuna y Batasuna y que aprobó en Pamplona sus principios políticos y organizativos y ha elegido a una dirección presidida por el alavés Hasier Arraiz.

Vacante quedó la secretaría general de la formación, para la que se eligió a Arnaldo Otegi, preso en la cárcel de Logroño, del que se leyó en el congreso una carta en la que ha invitado a valorar el partido como “un nuevo instrumento de lucha”.

Además de Otegi y Arraiz, completan el Consejo Político 23 nombres, entre los que se cuentan conocidos cargos de la izquierda abertzale, como Idoia Aiastui, responsable de Organización; Juan Joxe Petrikorena, de Comunicación; Marisa Alejandro, de Finanzas; y Maite Ubiria, secretaria del grupo de trabajo internacional.

En su primera alocución como presidente, Hasier Arraiz hizo un llamamiento a la unión de los nacionalistas vascos para salir del actual “marco autonómico agotado”, y apostó por una “democratización de la economía mediante la acción política en el camino a un Estado socialista vasco”.

Dentro del nacionalismo vasco hay dos visiones, la de quienes se conforman con la “piscina”, en referencia al marco autonómico que mantiene dos parlamentos en Pamplona y Vitoria, y la de quienes, como Sortu, pretenden “navegar por el ancho mar”.

 

navegar sin límite

“Para que este pueblo sea dueño de su destino necesita poder navegar sin límite alguno”, ha añadido, para incidir en la necesidad de “un mar de soberanía para Euskal Herria. Mientras tanto, estar dando vueltas sin parar a la piscina del marco autonómico agotado no tiene ningún sentido, es perder el tiempo”, resaltó.

El congreso también votó y aprobó las ponencias de Bases Ideológicas, Línea Política y Modelo Organizativo y de Funcionamiento, que reflejan el giro estratégico del independentismo vasco por las vías pacíficas y políticas, tras el debate de los últimos años.

 

Sortu celebra su primer congreso sin referencias a ETA y con Arraiz de presidente