Bruselas reclama a los “inmigrantes económicos” que “no vengan a Europa”

Un inmigrante con los labios cosidos, a la derecha, durante una protesta en el campamento de Calais reuters
|

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, apeló a los “potenciales inmigrantes económicos ilegales” para que no vengan a Europa, tras dejar claro que “Grecia ni ningún otro país europeo será ya un país de tránsito” durante una visita a Atenas.
Tusk recordó en una comparecencia ante la prensa con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron hace dos semanas poner fin a la política de “dejar pasar” a refugiados e inmigrantes al siguiente país.
“Esto está ocurriendo mientras hablamos. Por eso, desde aquí, Atenas, quiero apelar a todo los potenciales inmigrantes económicos ilegales, con independencia de donde estéis: no vengáis a Europa. No creáis a los traficantes, no arriesguéis vuestras vidas y dinero. Esto será para nada. Grecia ni ningún otro país europeo será ya un país de tránsito”, avisó el dirigente, que dejó claro que “las normas de Schengen volverán a entrar en vigor”.
Tusk subrayó que hay que aumentar “masivamente” el apoyo a los refugiados sirios y “ayudar a atajar las consecuencias negativas en los estados miembros más afectados como Grecia”. “Es un asunto de la máxima urgencia”, dijo, motivo por el cual respaldó la propuesta de la Comisión Europea de crear un nuevo instrumento de ayuda de emergencia de 700 millones de euros “para los estados miembros de la UE y en particular Grecia, que están enfrentándose a una crisis humanitaria extraordinaria”.
Por otro lado, más de 20 organizaciones no gubernamentales, entre ellas Oxfam Intermón y Save the Children, denunciaron las consecuencias que están teniendo sobre refugiados e inmigrantes las medidas restrictivas y discriminatorias adoptadas por los países en la ruta de los Balcanes y pidieron a los gobiernos europeos que cumplan con sus obligaciones en virtud del Derecho Internacional.
La Comisión Europea presentará hoy una de ruta con los pasos concretos que se necesitan dar para garantizar la vuelta al correcto funcionamiento del espacio libre sin fronteras Schengen en Europa en los próximos meses, después de que varios países hayan reintroducido controles fronterizos temporales y otras restricciones en la frontera para frenar la llegada de refugiados a Europa. El comisario de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos, presentará “un informe sobre los pasos concretos necesarios para devolver al orden en la gestión de las fronteras externas e internas”, avanzó el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

Bruselas reclama a los “inmigrantes económicos” que “no vengan a Europa”