Cal Pita reclama la suspensión del bus urbano entre A Coruña y Santa Cristina

La empresa Cal Pita afirma que lleva 50 años realizando el servicio “a plena satisfacción de la Administración” | aec
|

La empresa de transportes Autos Cal Pita reclama a la Xunta que suspenda “con carácter inmediato” el denominado “Convenio de colaboración entre a Xunta de Galicia e os Concellos da Coruña e Oleiros, para a coordinación dos servizos de transporte público das súas respectivas competencias con orixe ou destino na zona de Santa Cristina”.
La transportista, al igual que Arriva Galicia y la Compañía de Tranvías coruñesa, presentó alegaciones al mencionado acuerdo a través de un extenso informe en el que se muestra “indefensa” por no haber podido acceder de forma completa al expediente administrativo.
Cal Pita, entre otras cuestiones, asegura que “ha venido prestando el servicio interurbano desde hace más de 50 años a plena satisfacción de la Administración titular del servicio”.
Asimismo, indica que no se ha acreditado en ningún momento que los “servicios y expediciones actuales sean insuficientes”.
Respecto a esta cuestión, la empresa se pregunta cuáles pueden ser los motivos por los que las distintas administraciones no se han puesto en contactó con ella para llevar a cabo “las modificaciones precisas para atender las nuevas necesidades surgidas”.
Menos contundente, aunque también contrariada, se muestra con este convenio Arriva Galicia. Considera que la propuesta no sirve para coordinar líneas sino que “lo único que se pretende es ampliar los tráficos que actualmente realiza el operador de transporte urbano de A Coruña”.
Ante esta situación alega que ningún operador puede ser discriminado por lo que solicita que se le permita “la realización de tráficos urbanos en nuestros servicios”.
Por su parte, Tranvías de A Coruña tan solo realiza una alegación al expediente y se centra en la variación de los horarios y la frecuencia de las rutas.
Considera que la frecuencia del servicio que se presume sería de 20 minutos solo se aplique a días laborales y no a sábados, domingos o festivos.
Todas estas alegaciones ya han sido remitidas por la Xunta, a través de la Consellería de Infraestrutura, a los ayuntamientos de Oleiros y A Coruña. 
Ambas administraciones disponen ahora de un plazo de quince días hábiles, contados desde el siguiente a la recepción del documento para responder a las consideraciones presentadas “y poder así avanzar en la ampliación del servicio de autobuses urbanos de la línea 1-A, hasta Santa Cristina”.
Los trámites administrativos finalizarán después de que los dos ayuntamientos implicados en el proceso lo aprueben en sesión plenaria. l

Cal Pita reclama la suspensión del bus urbano entre A Coruña y Santa Cristina