La lluvia y la velocidad causan dos accidentes en los accesos a la ciudad

El coche accidentado en la Tercera Ronda quedo volcado sobre el carril de la izquierda tras salirse de la vía | pedro puig
|

La lluvia que cayó ayer durante la mayor parte del día fue un factor que favoreció tres espectaculares accidentes de tráfico que se registraron durante la mañana de ayer, dos en vías rápidas: la Tercera Ronda y Alfonso Molina, aunque solo en uno de ellos hubo que lamentar heridos. Fue el de la Tercera Ronda, que se registró por parte de la Policía Local diez minutos antes de la 10.00 horas. La conductora fue traslada al hospital tras volcar su vehículo con un pronóstico de heridas leves.
Según el informe de Atestados, la mujer viajaba en dirección salida de la ciudad por la AC-14 cuando perdió el control de su vehículo a la altura del antiguo poblado de Penamoa. Primero se salió de la vía por la derecha, golpeando contra el talud que allí se encuentra. El golpe le envió de nueva a la calzada, donde volcó al chocar contra la mediana de cemento. El turismo dio una vuelta completa sobre sí mismo antes de detenerse.
Al lugar acudieron efectivos de Urgencias Médicas, además de la Policía Local, que tuvo que cortar al tráfico el carril izquierdo, donde permanecía el vehículo. También fue necesario solicitar la presencia de los bomberos, para limpiar la calzada de elementos deslizantes. La víctima fue identificada como M.A.H.B.
Desvío a la ronda de Outeiro
Los bomberos también tuvieron que acudir horas después a la salida de vía que se registró en Alfonso Molina, en el desvío hacia la ronda de Outeiro. Allí, pasadas las doce y media de la mañana, un vehículo tomó la curva a demasiada velocidad y el asfalto empapado hizo el resto: el turismo se salió de la vía, invadiendo el césped, aunque el conductor resultó afortunadamente ileso. Aún así, fue necesario cortar el desvío durante unos minutos, mientras los bomberos volvía a baldear la calzada.
Ya a las cinco menos diez, había tenido lugar otra salida de vía en la avenida de Pérez Ardá a la altura de su cruce con la ronda de Outeiro. Al volante del turismo se encontraba una mujer de 25 años que no tomó la curva correctamente y se estrelló contra un semáforo, dañando a su paso la zona ajardinada de la mediana. La unidad de Atestados la sometió a un examen de alcoholemia que dio positivo, por lo que fue denunciada ante el juzgado de guardia. Además, el vehículo quedó muy dañado y tuvo que ser retirado con una grúa. l

La lluvia y la velocidad causan dos accidentes en los accesos a la ciudad