Más de 200 personas reclaman en Vigo "libertad" para el exdrogadicto David Reboredo

Edmundo Reboredo (d), invidente, de 81 años y padre del extoxicómano vigués David Reboredo encarcelado el pasado miércoles. EFE

El acto de protesta tuvo lugar pasadas las 19.30 horas en la viguesa calle del Príncipe y participaron en él los padres de David, Edmundo Reboredo, su compañera sentimental y los hermanos, tres hombres y una mujer.

Precisamente, su progenitor agradeció a los asistentes el apoyo recibido en estos días, tanto en el acto de esta tarde en Vigo como a través de llamadas tanto de medios de comunicación, interesándose por la situación de David y de su familia, así como de personas anónimas y vecinos que le han brindado su respaldo de una manera "totalmente desinteresada", dijo a los periodistas.

Edmundo ha rememorado que su hijo David era "sus ojos" y ha asegurado que los indultos "fueron rechazados", por lo que David ingresó en A Lama hace ya cinco días.

Además, ha recordado que David tiene una minusvalía de un 45% resultado de la implantación de una prótesis en su cadera derecha y que es propenso a la infección de huesos.

Por último, Edmundo ha señalado que su hijo vivía con él y le ayudaba en las tareas domésticas, labores en las que ahora le ayuda otro de sus hijos.

"Me siento un poco más aislado ahora mismo, aunque tengo la ayuda de mis otros hijos y de mis nueras que me ayudan, y después, todos estamos en esta lucha", ha enfatizado a Efe Edmundo Reboredo.

Mientras, el portavoz del grupo de autoapoyo El Imán, Antón Bouza, ha abogado ante los medios de comunicación por realizar cambios en la legislación, de modo que tráficos de drogas "a pequeña escala" no conlleven "penas de cárcel" para estos pequeños traficantes.

En varias ocasiones, la familia de David Reboredo ha reclamado, tanto al Gobierno central como al rey don Juan Carlos, el indulto para David, que tendrá que estar en la cárcel durante siete años por vender dos papelinas de droga que contenían 400 miligramos de sustancia estupefaciente.

Su hijo David, de 42 años, fue condenado en 2007 por vender una papelina de heroína, pero consiguió que le suspendiesen la sentencia a cambio de participar en un programa de desintoxicación y con el compromiso de no reincidir.

Sin embargo, sufrió una recidiva similar en 2009, por la que también fue castigado, con lo que finalmente acumuló dos sentencias que en total suman siete años de prisión.

En la concentración de esta tarde, los participantes se han tapado los rostros y han pedido "justicia ciega", culminando el acto con un prolongado aplauso.

Asimismo, han coreado gritos de justicia y de libertad para David Reboredo.

Izquierda Unida interpelará al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, para que dé explicaciones en el Congreso de los Diputados sobre la denegación del indulto a este extoxicómano vigués rehabilitado, a cuyo cargo estaba su padre ciego.

Reboredo ha explicado en declaraciones a Efe que su "chaval" hace tiempo que dejó las drogas, en las que cayó a una edad muy temprana, en plena adolescencia, y que si bien tuvo dos recaídas, ha ido al penal ahora por medio gramo de heroína escaso.

Este intercambio de papelinas es frecuente entre drogadictos, y serían tan solo 200 miligramos de sustancia psicoactiva en uno y otro caso", ha dicho este domingo a Efe su progenitor, desde su domicilio, en el barrio obrero de O Calvario, en Vigo.

Más de 200 personas reclaman en Vigo "libertad" para el exdrogadicto David Reboredo

Te puede interesar