Feijóo pide mantener la unidad ante un dolor “que sentimos como propio”

Feijóo guarda un minuto de silencio junto con los miembros de su gabinete | xoan rey (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, condenó ayer los atentados terroristas ocurridos en Cataluña, ante lo que pidió “estar unidos”, ya que el del pueblo catalán es “un dolor que sentimos como propio”, dijo.
El presidente gallego mostró su absoluto rechazo a los atentados de el jueves en Barcelona y Cambrils, e insistió en que ante este tipo de ataques “juntos vamos a seguir más fuertes”, ya que se trata de un momento en el que “hay que centrarse y reflexionar sobre lo verdaderamente importante”, que es que los “españoles estemos juntos para defender nuestra sociedad democrática y nuestros valores occidentales”.

Arropados
“España no se rinde, no se rindió con los atentados terroristas de ETA y no se va a rendir con ningún tipo de atentado venga de donde venga”, remarcó el jefe del Ejecutivo gallego. Con todo, pidió confiar en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y señaló que se siente “arropado por el Gobierno de todos”.
En este sentido, Núñez Feijóo incidió en que los “corazones y las manos de los ciudadanos de Galicia están con los corazones y las manos de las víctimas y sus familias” y que, aunque “no podemos hacer nada” para subsanar lo ocurrido el jueves, “podemos testimoniar nuestra absoluta solidaridad, nuestra absoluta consternación y nuestro absoluto rechazo”, reiteró.
Apuntó que aunque entre las víctimas de los atentados de el jueves es probable que se encuentren ciudadanos de distintas nacionalidades, se trata de un “asesinato masivo y una matanza de la sin razón y del fanatismo yihadista” que el pueblo de Galicia y el conjunto de los pueblos de España “sentimos como propio”.
Feijóo aseguró que “vamos a seguir defendiendo nuestros principios de libertad ideológica, de libertad de culto y de libertad religiosa”, demostrando que España es “una sociedad abierta y democrática” que, lamentablemente, “nos sitúa en desigualdad con las sociedades cerradas y fanáticas”.
Feijóo señaló que aunque Galicia no está “al margen del riesgo” de este tipo de atentados, no le gustaría poner el foco sobre ningún punto en concreto.
Subrayó que no le gustaría “poner el foco en ningún sitio” pero consideró que los diferentes cuerpos de seguridad están haciendo su trabajo en “cualquier ciudad gallega y sobre todo donde hay mayores concentraciones”.
Así, Núñez Feijóo admitió que en Galicia “no estamos al margen” del riesgo de atentado yihadista que existe “en cualquier territorio de Europa y occidental”, por lo que hay que “seguir vigilantes”.
“Podemos ser perfectamente víctimas del asesinato masivo yihadista”, ya que hemos visto cómo vecinos de otros países han muerto, e incluso falleció un “gallego en la calles de Londres”.
Los terroristas –recordó el presidente– “no distinguen” entre ciudades y nacionalidades, porque lo que quieren simplemente es sembrar el “terror” .
Antes de su comparecencia ante la prensa, el presidente gallego, acompañado por cuatro de sus conselleiros y trabajadores de la Administración autonómica, guardó un minuto de silencio a las puertas del edificio administrativo central en Santiago.

Feijóo pide mantener la unidad ante un dolor “que sentimos como propio”