Cierre con trampa para una semana muy agitada

|

El HC Liceo afronta esta noche en el Palau d’Esports de la localidad tarraconense de Reus un encuentro correspondiente a la 17ª jornada liguera que se presenta complicado.
Porque, si bien el conjunto rojinegro no se encuentra en su mejor momento –marcha octavo, una posición poco habitual a lo largo de su exitosa historia–, los hombres de Carlos Gil llegan a la cita después de unos días muy agitados por los rumores sobre la marcha de dos de los jugadores más importantes del plantel.
Por ello, el equipo verdiblanco debe olvidarse de asuntos extradeportivos para que el objetivo de sumar dos nuevos puntos que le mantengan a la estela del líder, el FC Barcelona, no se complique más de lo necesario en circunstancias normales.
Anormales también son las de la escuadra que dirige el mítico exjugador italiano Enrico Mariotti. A la pérdida de potencial respecto a recientes temporadas se han unido otro par de problemas más: la dependencia de Raúl Marín y la defensa.
Marín acumula 27 tantos, cifra que le mantiene al frente del ránking liguero... y la mitad más uno de los que han marcado el resto de sus compañeros juntos; Joan Salvat y el argentino Matías Platero le siguen, con 8 goles, a una distancia sideral.
La virtud ofensiva de Marín queda minimizada por la pobreza del equipo de media cancha para atrás, ya que, con 53 dianas, el Reus es el sexto equipo que más encaja. Y hoy recibe la visita del que más anota.

Cierre con trampa para una semana muy agitada