Silvia Longueira sigue anunciando, desde la oposición, las demoliciones en Penamoa

|

El Ideal Gallego-2011-06-21-005-ae5a009c

c.r. /L.F. > a coruña

 Aunque Silvia Longueira ya no tiene competencias de gobierno y ocupa ahora un puesto en la oposición, fue la responsable de anunciar ayer el derribo de dos nuevas chabolas en Penamoa, como hasta ahora hacía como responsable de la Concejalía de Servicios Sociales. Según informó la socialista junto a Mar Barcón y Yoya Neira, la demolición se producirá el jueves a las diez y media de la mañana. Según Longueira, tuvo conocimiento de este hecho a través de “fuentes judiciales”.
Esta vez, la acción de la Policía por orden del juez afectará a dos chabolas junto a los depósitos, por lo que quedarán seis en total en el asentamiento, según el PSOE. “Cuando gobernábamos, se dejó el poblado con diez familias pendientes de irse y ocho chabolas pendientes de derribar”, aclaró Longueira.
La que fue la responsable de ejecutar la desaparición de este asentamiento, afirmó “alegrarse” de que Miguel Lorenzo, su sucesor en el cargo, “haya decidido continuar con el desmantelamiento de la Conservera Celta, una vez termine con Penamoa”. Y es que esos eran sus planes cuando aún estaba en el ejecutivo local. Al mismo tiempo, Longueira advierte de que el proceso de erradicación del chabolismo en A Pasaxe será más complicado porque no solo hay suelo municipal, “sino también de otra titularidad”.
Pese a lo sorprendente de que un concejal en la oposición anuncie un hecho como este, el primer teniente de alcalde Julio Flores no le dio importancia y admitió no tener mucha información sobre este tema. “Vamos a hacer lo que toque hacer en función de lo que digan los juzgados”, afirmó el portavoz del grupo popular.
El responsable municipal se comprometió además, a mejorar “la política que se siguió hasta ahora” en lo referido al desmantelamiento de asentamientos ilegales. En este sentido, Flores recordó que la desaparición de Penamoa fue anunciada en 2006 y en 2011 todavía no se ha concluido.
Por otro lado, el portavoz del área de Seguridad defiende que “la integración tiene que tocar todos los aspectos sociales”, por lo que se prevé que los planes de desalojo elaborados por el nuevo gobierno contemplen diferentes necesidades de las personas que habitan en infraviviendas.
“Queda un largo camino por recorrer”, aclara Flores, al tiempo que apunta a que no solo se tendrá que trabajar en el asentamiento de A Pasaxe sino en “alguno más”, aunque por el momento no desvela en cual. “No seré yo quien destripe esa información”, afirmó ante los medios de comunicación.
En cualquier caso, finalizó su discurso con un : “Vamos a lograr la integración efectiva”.


 

Silvia Longueira sigue anunciando, desde la oposición, las demoliciones en Penamoa