BiciCoruña continúa con su escalada dentro de la movilidad en la ciudad

2020-02-17 01_18_26-007ID.pdf - Adobe Acrobat Reader DC
|

La bicicleta es uno de los elementos que están presentes en todos los proyectos de la ciudad que hacen referencia a la movilidad y el carril bici está en la mayor parte de las reformas de calles en ejecución o previstas.

Además, potenciar el servicio de BiciCoruña es otra de las líneas de trabajo principales para el área de movilidad y durante este mandato está previsto doblar el número de estaciones hasta llegar a casi medio centenar y al medio millar de bicicletas, entre las que también habrá vehículos eléctricos, y un nuevo sistema incluyendo el uso mediante app.

 

 

895 135 2.296

TARJETA MILLENNIUM

personas se dieron de alta en el servicio de BiciCoruña mediante la tarjeta Millennium, con la que tiene un coste de 30 euros al año. La cantidad de nuevos usuarios va en descenso desde hace tres años.

TARJETA BICICORUÑA

calcula el comité de empresa que se verán afectados por el ERE; que acusan a la empresa de provocar al negarse a tratar la basura del área

RENOVACIONES

es lo que se llevarán los 45 trabajadores que dejarán de acudir a sus empleos, lo que supone entre 900 y mil euros en el peor de los casos.

     

 

 

Mientras eso no llega, el servicio continúa siendo utilizado por más de tres mil vecinos de la ciudad y el año pasado se marcó la segunda marca más alta en este sentido, con solo once personas menos que en 2018, récord histórico. Después de tres años de crecimiento, en 2019 se rompió la dinámica, aunque el Ayuntamiento confía en volver recuperar el camino anterior con la introducción de mejoras.

Sin título-1

El servicio de BiciCoruña ha ido ganando popularidad con el paso de los años, aunque en 2019 se produjo un ligero descenso en el número de usuarios. En 2009, el año de su estreno, hubo 2.449 “ciclistas municipales”, una cantidad que fue aumentando progresivamente salvo en 2010, 2013 y 2016. Así, se da un ciclo de crecimiento que se ve interrumpido cada tres años.

El año pasado hubo un descenso en el número de nuevos usuarios del servicio, aunque fue el ejercicio en el que se renovaron más suscripciones a BiciCoruña con cerca de 2.300. El servicio se puede utilizar mediante la Tarjeta Millennium, con la que se pagan 30 euros al año, o la tarjeta propia de BiciCoruña, con un coste de 10 euros al mes.

Los datos reflejan un reparto bastante igualitario entre sexos en el perfil de usuario. Los hombres suponen el 51,39% y las mujeres el 48,61%, aunque los menores de edad no llegan al 1%.

De las 23 estaciones de BiciCoruña que hay actualmente repartidas por la ciudad, los usuarios tienen una “favorita” por encima del resto, cuatro en un segundo escalón y otras cinco de ellas en el tercero. Luego, bastante alejadas quedan el resto.

Las condiciones climatológicas hacen fluctuar los usos durante los meses de otoño  e invierno

La estación más utilizada es la de la plaza de Pontevedra, que el año pasado registró 32.022 llegadas y 21.721 salidas. En el segundo puesto se encuentra la de la Casa del Agua, que contabilizó 22.417 y 20.610 ocasiones en que fue punto inicial y final, respectivamente. Mientras, el tercer puesto es para la de Tabacos, con 21.567 salidas y 18.305 llegadas. En el tercer nivel estarían la del Obelisco, la situada en Puerta Real, campo de Marte, plaza de Vigo y la de la calle del Sol.

En el polo opuesto, el de las menos usadas, destacan O Castrillón, que contabilizó más de dos mil salidas pero apenas medio millar de llegadas, Matogrande, que supera ligeramente los dos mil usos en cada uno de los sentidos, y la Sagrada Familia, con algo más de mil llegadas y 3.500 salidas. En muchas de las estaciones situadas en barrios no céntricos se repite la situación de que el número de salidas es bastante superior al de llegadas.

x

 

Estacionalidad

Los usos del servicio de BiciCoruña también tienen un marcado carácter estacional. Las bicicletas municipales son mucho más usadas de mayo a octubre que de noviembre a abril.

Durante el año pasado los meses con un mayor número de usos fueron mayo y julio, con 21.451 y 21.741, respectivamente. En septiembre se rozaron los 21.000 y en junio, agosto y septiembre se superaron los 19.000.

Las mejores condiciones climatológicas y un mayor número de horas de luz invitan a los coruñeses a coger estas bicicletas, mientras que en invierno se produce un descenso.

Así, entre noviembre y marzo están los meses en que menos se usa este servicio, aunque los datos varían cada año dependiendo del tiempo que haga. Como ejemplo, los casos de noviembre y diciembre. El año pasado en noviembre y diciembre hubo 8.773 y 10.109 usos respectivamente, mientras que en 2018 fueron 15.197 y 13.480. Cabe recordar que los dos últimos meses del año pasado estuvieron marcados por sucesivos temporales de entidad que dejaron abundantes lluvias y fuertes vientos, circunstancias que dificultan su uso.

Por años, 2017 supuso el récord de usos totales de BiciCoruña con 210.963, mientras que el año pasado se contabilizaron 206.946. El tercer escalón está ocupado por 2015, cuando hubo 205.831 desplazamientos en bicicletas municipales. Desde su creación la tendencia es al alza salvo en 2013, 2016 y 2018.

22

BiciCoruña continúa con su escalada dentro de la movilidad en la ciudad