Plomo en las piernas

2019-07-27_20152498

Las continuas palizas físicas a las que el cuerpo técnico de Juan Antonio Anquela ha sometido a su plantilla en las dos primeras semanas de pretemporada ha restado fluidez al juego del equipo en sus dos primeras citas preparatorias.

Aunque a estas alturas de verano la falta de oxígeno en mente y piernas hace que no sea del todo preocupante la carencia de ideas, al Depor 19-20 le está costando arrancar.

Poca frescura
Lógicamente los jugadores andan con lo justo de fuerzas, con dobles sesiones casi a diario y compaginando entrenamientos matinales con amistosos vespertinos; una saturación de esfuerzos que a la postre debe ser beneficiosa de cara al inicio de la competición en tres semanas.

En las dos primeras citas, ante Fabril y Racing de Ferrol, el cuadro herculino adoleció de chispa; los numerosos y necesarios cambios dificultaron más si cabe la compenetración del colectivo.

Pegada discreta
Frente a adversarios de inferior categoría la escuadra coruñesa no marcó la diferencia esperada en la finalización.

Tres goles a favor ante un equipo de Tercera y otro de Segunda B se antojan más bien pocos para uno de los candidatos a regresar a Primera División  el próximo curso.

Hasta el momento los goleadores han sido Christian Santos, Mujaid —con la colaboración de un defensa fabrilista— y Borja Valle.

En los dos próximos enfrentamientos programados para esta misma semana, el club deportivista debería ir creciendo, también en efectividad.

Y es que el Deportivo necesita pólvora en los metros finales para iniciar la Liga con más confianza.
 
Despistes defensivos
La falta de efectivos, tanto en el eje de la zaga como en el lateral izquierdo, y el escaso rodaje han propiciado una cierta dosis de inseguridad en la zaga.

Contra un Segunda B como el Racing de Ferrol el marco de Koke Vegas y Álex Cobo sufrió el acoso de un conjunto de un equipo sobre el papel inferior y que creó demasiados problemas a la última línea blanquiazul.

Creatividad limitada
El incansable sacrificio de Álex Bergantiños no ha tenido acompañamiento en la medular en el capítulo de la creación en estos primeros 180 minutos estivales.

Mosquera se lesionó ante el Fabril en un duelo en el que no brilló, Gaku Shibasaki apenas dispone de ritmo competitivo y Vicente Gómez sigue transmitiendo frialdad. La dirección deportiva y el míster aguardan algún refuerzo en el timón.

Plomo en las piernas

Te puede interesar