María Pita se rindió al eterno deportivista Arsenio Iglesias

pgarsenio (15)_21345677
|

Arsenio Iglesias, de 89 años, exjugador y exentrenador del Deportivo de La Coruña y que también dirigió en los estertores de su carrera al Real Madrid, recibió ayer la condecoración como hijo adoptivo de la ciudad gallega en el Palacio Municipal de María Pita.

Arsenio, que desde finales de 2017 es hijo predilecto de su localidad natal, Arteixo, colindante con A Coruña, y que llevaba meses sin participar en la vida pública, acudió al acto en el que fue distinguido por el Ayuntamiento de la ciudad gallega y en el que estuvo arropado por familiares, amigos, autoridades y personalidades del deporte.

Con sonora ovación a su llegada al salón de plenos, apoyado en un bastón y con sus gafas oscuras, Arsenio escuchó en primera fila a la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey, que presidió la ceremonia de entrega.

Ana Iglesias, su nieta mayor: “Enseñó al club a saber ganar y a perder”

La primera edil recordó que “tras cada lección de fútbol, Arsenio regalaba una lección de vida” y “con seis vocablos” expresó “todo lo que define un discurso: mucho que decir y poco que contar”.

La alcaldesa le consideró “maestro indiscutible” y aseguró que “cuando el Deportivo le necesitó, Arsenio dijo que sí”, sin “ningún apego a la ostentación; humilde, sencillo, pero nunca simple, querido en toda Galicia y España”, con una “trayectoria riquísima y los mejores valores”.

Ana Iglesias, nieta mayor de Arsenio, afirmó en su discurso que “el deporte es una escuela de valores y en ella se educó” su abuelo, entrenador de un Deportivo que “enseñó a saber ganar” y “también a saber perder”, un equipo que se basó en “trabajo, humildad, orden y talento, las cuatro coordenadas para guiarse por la vida sin perder el norte”.

Pedro Iglesias, su nieto más joven, recurrió a una frase muy propia de Arsenio: “Ya sé que todos estáis esperando que hable el abuelo, pero hoy el abuelo no va a hablar porque está muy exigido (bromeó). Nos hizo y nos hace a todos muy felices”.

El pasado 10 de enero, la Comisión de Honores y Distinciones municipal acordó otorgarle el título a Arsenio Iglesias por “sus méritos personales, deportivos y la labor que desarrolló promocionando a la ciudad, así como por su reconocimiento social”.

Pedro Iglesias, su nieto: “El abuelo no va a hablar porque está muy exigido”

La Comisión adoptó esa determinación, así como dedicarle una calle y que la Ciudad Deportiva de la Torre pase a llevar su nombre, después de que en la página web change.org el periodista Alfonso Hermida, junto a los también comunicadores Adrián Menéndez y Moncho Viña, iniciaran una petición para que Arsenio fuera distinguido por el Ayuntamiento.

La iniciativa contó con el respaldo de todos los grupos municipales y seis días después la refrendó el pleno del Ayuntamiento con el respaldo unánime de los grupos de la Corporación (PSOE, PP, Marea Atlántica, BNG y Ciudadanos).

Como jugador, Arsenio militó en el Deportivo, el Sevilla, el Granada y el Oviedo, y disputó 238 partidos en la máxima categoría del fútbol nacional.

María Pita se rindió al eterno deportivista Arsenio Iglesias