Vecinos de Palavea piden a la Sareb que tapie la promoción de Epamar

Bomberos en la extinción del fuego que se declaró en las viviendas durante la noche del jueves | javier alborés
|

El hartazgo es el sentimiento dominante entre los vecinos de Palavea, a los que durante la noche del jueves al viernes les sobresaltó un incendio en el número 60, en la calle de Padre Bustos, en uno de los edificios abandonados de la promoción de Epamar. Dichos inmuebles llevan años siendo un foco de continuos problemas de seguridad, y denuncian la pasividad de la Sareb, el llamado “banco malo” propietario de la mayoría de esas viviendas. Desde la asociación de vecinos de Palava. “Os nosos lares” exigen que se tapien los accesos cuanto antes para que estos incidentes no vuelvan a repetirse

Ya han recurrido a la Subdelegación y al Ayuntamiento para que les ayuden pero el Sareb lleva tiempo inmerso en un proceso judicial para hacerse efectiva su propiedad sobre Epamar, una promoción que, como otras tantas, vio paralizada su construcción por el estallido de la burbuja inmobiliaria. A lo largo de estos años, la situación ha venido degradándose más y más.  “Para nosotros, es una fuente constante de inseguridad”, señalan desde la  asociación de vecinos.

Muchos de ellos pudieron observar alarmados como la Policía Local cortaba la calle de Padre Bustos para permitir actuar a los bomberos. El fuego se había producido en el piso -2, en el garaje, donde se había acumulado una enorme cantidad de humo que fue necesario bombear al exterior para que poder examinar el lugar y asegurarse de que no había ningún cuerpo.

 Convivencia

“No sabemos quién provocó el incendio, ni por qué”, señalaban los vecinos. Desde la asociación denuncian los problemas que han tenido con las familias que ocupan de forma irregular el número 56 de esos mismos edificios, pero  los problemas que han denunciado con los okupas no son de vandalismo, sino de convivencia (incluidas varias agresiones y amenazas), aunque desde hace un mes,  cuando uno de ellos instaló una cámara en la entrada.

En cambio, incendios como el de esta semana no son habituales, aunque sí se produjo alguno en ese mismo edificio hace unos años, cuando un sintecho intentó calentarse arrancando tablas del suelo para hacer una hoguera, recientemente, se apagó un fuego en un contenedor cercano. “Todo parece siempre relacionado con lo que es el complejo de Epamar. Algo siempre pasa” se quejan.

Vecinos de Palavea piden a la Sareb que tapie la promoción de Epamar