Inés Rey rechaza formar una coalición con Beatriz Mato pero prevé un encuentro

03
|

La gran coalición que Beatriz Mato propuso a Inés Rey no tendrá mucho recorrido ya que la intención de la candidata socialista es gobernar apoyándose en fuerzas “progresistas” como la Marea o el BNG.


A pesar de que todavía no hubo una respuesta formal a la invitación de la candidata del Partido Popular para mantener un encuentro en el que analizar esa posible alianza, la visión de la socialista está enfocada en otro camino.


Rey, que se quedó a poco menos de 400 votos de Mato en las elecciones del pasado domingo, está decidida a asumir el reto de liderar un Gobierno aunque sea en minoría. En caso de aceptar la propuesta de Mato, la candidata del Partido Popular sería la alcaldesa apelando a su condición de cabeza de lista más votada en los comicios.

Beatriz Mato dio este paso con su condición de ganadora de los comicios en cuanto a número de apoyos de los ciudadanos aunque conocedora de la dificultad de que la candidata socialista aceptase su propuesta por el panorama a priori favorable para que Rey se convierta en la primera alcaldesa de la ciudad elegida democráticamente.


A la espera de que la candidata socialista responda formalmente, Beatriz Mato ve cómo se evapora una de sus opciones de ser alcaldesa, aunque todavía mantiene la posibilidad de serlo si el Partido Socialista no es capaz de configurar un Gobierno con el respaldo de la Marea.

Plan a seguir
El rechazo de la candidata del Partido Socialista a formar una coalición que dé a Beatriz Mato la Alcaldía no significa que las dos cabeza de lista más votadas en los comicios no vayan a verse las caras.


En los planes de Inés Rey figura la intención de mantener encuentros con los líderes de las otras cuatro formaciones que compondrán la corporación municipal a partir de mediados del próximo mes de junio tanto para tantear opciones de configurar el Gobierno local como para establecer un clima alejado de los enfrentamientos entre partidos que marcaron este mandato.


Mientras las formaciones se dan unos días antes de comenzar con las rondas de encuentros, el Partido Socialista centra sus esfuerzos en perfilar el equipo que negociará la formación del nuevo Ayuntamiento.


Indudablemente será la candidata la que encabece las conversaciones con el resto de fuerzas, principalmente con la Marea Atlántica ya que es el partido que tiene el número de concejales suficientes como para alcanzar la mayoría necesaria en la sesión de investidura.


Pero Inés Rey también contará con otros miembros de su candidatura y presumiblemente de otros ámbitos del Partido Socialista para tomar las decisiones finales.

En el seno del PSOE reina la idea de que no quieren apresurarse en las negociaciones para poder jugar sus cartas y obtener un pacto favorable a sus intereses. Estos se centran en primer lugar en gobernar en solitario, aunque eso les deje en una situación de minoría en el salón de pleno, mientras que la opción de permitir la entrada de miembros de la Marea en el equipo de gobierno parece muy complicada que se dé a día de hoy. 

El Partido Socialista tiene hasta el próximo día 15, cuando tendrá lugar la investidura, para encontrar la fórmula que le permita gobernar durante cuatro años, por lo menos, después de ocho en la oposición.

Gobernabilidad
El secretario provincial del PSOE, Valentín González Formoso, aseguró en Radio Coruña que el Partido Socialista debe ser el encargado de “liderar el proyecto progresista” que los ciudadanos apoyaron en las urnas.


Para que tenga éxito aboga por “garantizar la gobernabilidad y que las decisiones que se tomen conforme con el compromiso de los ciudadanos sean compartidas por las mayores fuerzas políticas posibles”.

Inés Rey rechaza formar una coalición con Beatriz Mato pero prevé un encuentro