El PSC cree que la amenaza de impedir votar a sus afiliados está “aparcada”

Mario Jiménez muestra, en rueda de prensa, su confianza en que se respetará la disciplina de voto ep
|

El PSC cree que la “amenaza” de que sus militantes no participen en la elección del próximo congreso del PSOE está “aparcada”, aunque en el PSOE no descartan que este sea uno de los cambios orgánicos que estudie la comisión negociadora entre ambos partidos que se reunió ayer por primera vez para revisar sus relaciones después de la crisis que desató la ruptura de voto de los socialistas catalantes en la investidura de Mariano Rajoy.
Ambos partidos mantienen así la distancia sobre el resultado del proceso de revisión que se demorará durante unos meses, aunque coinciden en asegurar que el objetivo es seguir trabajando juntos. Para ello, además de la situación orgánica, se va a entrar en lo político, partiendo de la base de que los dos se mantienen fieles a la “Declaración de Granada”.
Así lo constararon en sendas ruedas de prensa el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, y el portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, después de la reunión, en la que también participaron Elena Valenciano y Francisco Fuentes (por el PSOE) y Antonio Balmón y Meritxel Batet (en representación de los socialistas catalanes).
En primer lugar compareció Illa, que se mostró optimista al considerar que la “amenaza” de que los militantes queden fuera de la elección del líder del PSC “queda aparcada”.
Eso sí, cuando después se le preguntó si este fue el mensaje que le transmitió el PSOE en la reunión, adelantando que no se les expulsará de sus órganos, subrayó que es su impresión personal y subrayó que al PSC le gustaría “participar” en las primarias y así lo van a defender.
Después, el portavoz de la Gestora confirmó que el PSOE no tiene una decisión tomada sobre este asunto. “No quiero anticipar ninguna posición, hay que ser muy respetuoso con el proceso de diálogo que abrimos”, respondió el número dos de la Gestora en una rueda de prensa inmediatamente posterior.
Jiménez subrayó que el PSOE sigue pensando que la relación entre ambas organizaciones es “asimétrica” y que, dado que son dos partidos “autónomos, que tienen sus propias normas y esquemas de funcionamiento”, consideran que “lo razonable” es “buscar esa simetría”.

El PSC cree que la amenaza de impedir votar a sus afiliados está “aparcada”