El enroque de los partidos aplaza hasta después del 24-M la investidura de Díaz

GRA449. AVILÉS, 14/05/2015.- El presidente del Principado y candidato socialista a la reelección, Javier Fernández, participó hoy en un acto público junto a la secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta
|

El enroque en sus posiciones de las cinco fuerzas con representación parlamentaria ha aplazado “de facto” la investidura de la candidata socialista a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, hasta después de los comicios del 24 de mayo, una vez que la Cámara rechazó ayer, por tercera vez, su designación.
Al igual que en las dos votaciones anteriores, Díaz recibió 62 votos contrarios -los 33 del PP, 15 de Podemos, 9 de Ciudadanos y 5 de IU- frente a los 47 favorables del PSOE, pero en esta ocasión no se ha fijado una nueva fecha para la votación y se da por seguro que no se producirá hasta después de las elecciones municipales.
Todos los partidos de la oposición coincidieron en que no debe celebrarse otra votación mientras no haya un acuerdo que garantice la investidura y, aunque ninguno es partidario -en principio- de la convocatoria de nuevas elecciones, no descartan dicho escenario.
El Estatuto de Autonomía de Andalucía establece, en su artículo 118.3, que se tramitarán sucesivas propuestas en caso de que el candidato no consiga la mayoría simple y “si, transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación, ningún candidato hubiera obtenido la mayoría simple, el Parlamento quedará automáticamente disuelto y el Presidente de la Junta en funciones convocará nuevas elecciones”.
La mayoría de los partidos reclamó que la presidenta en funciones, Susana Díaz, se ponga al frente de las negociaciones, al tiempo que han negado que los líderes nacionales de sus formaciones estén liderando o condicionando los posibles acuerdos.
Díaz advirtió, sin embargo, de que no va a “permitir” que Andalucía sea “un cromo de nadie” el 24 de mayo, y ha recalcado que si Andalucía tiene que celebrar unas nuevas elecciones se hará, a lo que ha añadido: “Si alguien no las teme es el PSOE ni esta candidata”.
“No es de recibo” que quien ha ganado las elecciones tenga que “asumir íntegramente lo que dicen quienes han perdido; eso no es dialogar, es dogmatismo”, denunció Díaz, que cree que el resto de los partidos ponen “excusas” para no facilitar la investidura.
El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, lamentó el “espectáculo esperpéntico” en la Cámara con el tercer rechazo a la investidura de Díaz, a la que ha urgido a que lidere personalmente la negociación “si quiere llevar a buen puerto” este proceso. “Es el tercer fracaso consecutivo de Díaz”, ha sentenciado el dirigente popular, que ha asegurado que le darán “un plazo razonable” en las próximas semanas para que intente generar una mayoría de apoyos, tras lo que ha lamentado que hayan pasado dos meses “y yo no haya tenido ni una sola llamada de Díaz”.
En su opinión, se trata de una “situación absurda” y de un “espectáculo bochornoso e irracional”, por lo que ha apelado al “sentido de la responsabilidad” de Díaz.
La portavoz de Podemos, Teresa Rodríguez, afirmó que si se tienen que repetir las elecciones será porque el PSOE “no es capaz de ejercer la necesidad de que se dé un gobierno en un Parlamento plural”, y acusó a los socialistas de mantener “un muro de intransigencia” durante las negociaciones.
Tras pedir al PSOE “altura de miras” subrayó: “Si Díaz está echando cuentas otra vez y poniendo en marcha su máquina demoscópica está demostrando quién tiene de verdad intereses electoralistas”.
El portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, criticó la tercera votación de investidura porque cree que era “completamente innecesaria” y fruto de la estrategia política ante las elecciones municipales, y ha dicho que esperarán al 24-M para “ver qué fichas en este tablero de ajedrez empiezan a mover”.
Marín aseguró que ha sido el PSOE “el que se ha levantado de la mesa” y que no han recibido ninguna explicación.

El enroque de los partidos aplaza hasta después del 24-M la investidura de Díaz