La plataforma vecinal de la Fábrica de Armas pide que el proyecto no les dé la espalda

Las instalaciones cuentan con áreas deportivas y zonas verdes que reclaman que sean de uso público | pedro puig
|

Varias entidades vecinales de Pedralonga, Palavea, Eirís, A Zapateira y Elviña conformaron el pasado mes de agosto una plataforma para reclamar su participación en el proyecto futuro de la Fábrica de Armas. Ahora, con el desalojo el pasado día 11 de Hércules de Armamento de las instalaciones y los anuncios de nuevos proyectos y viales en la zona, reclaman respuestas oficiales para luchar contra la incertidumbre.

“Nuestra plataforma vecinal apoya el proyecto pero queremos conocer la dimensión exacta y el impacto que va a tener, queremos saber cómo va a afectar”, comentan desde la entidad, al mismo tiempo que destacan que “no hemos aceptado ni estamos a favor de cualquier cuestión manifestada sobre viales ya que no la conocemos”, en relación a la informaciones que hablan sobre dos viales que conectarían con el Ofimático por monte Mero.

Así, la plataforma demandó en el registro municipal la pasada semana que se habiliten canales de información director con las administraciones y organismos responsables, “ya sea a través de la comisión informativa o de cualquier otra opción, tal y como se hace en la Mesa de la Movilidad, para evitar que sigamos econtrándonos con una situación de incertidumbre e inseguridad”.

Debido a los antecedentes de expropiaciones en la zona, piden que el proyecto no se haga “de espaldas a los vecinos”.

Asimismo, la plataforma demanda que el proyecto que se lleve a cabo, además de la actividad laboral que aplauden, sea significativo para los barrios colindantes. “Es preciso que exista equipamiento dotacional, que se tenga en cuenta cada una de las demandas que existen desde hace años: zonas verdes, espacios públicos, una biblioteca pública, área deportiva... que se pueden entender de forma coplementaria y articulada con el proyecto”, destacan. Su intención, por tanto, es volver a integrar las instalaciones para que no queden tras las murallas.

La plataforma vecinal de la Fábrica de Armas pide que el proyecto no les dé la espalda