¿Cómo calmar la tos seca en niños?

¿Cómo calmar la tos seca en niños?
|

Con los meses de frío llega la temida tos en los niños, especialmente de noche, cuando no les deja descansar y se vuelve muy molesta. Saber qué medicamentos efectivos hay, cuándo tomarlos, así como los remedios naturales y caseros aconsejables es de gran utilidad.

La tos aparece normalmente en otoño e invierno, cuando las temperaturas del termómetro bajan, y los niños son los más propensos a padecerlas. De media, un niño pasará entre 4 y 8 resfriados cada temporada, y muchos de ellos vendrán acompañados de tos leve y moderada. En este artículo se va a profundizar más en este mecanismo de defensa del organismo y cómo actuar en cada caso.

Por qué se produce la tos

No hay que olvidar que, aunque molesta, la tos es un mecanismo con el que cuenta el aparato respiratorio para expulsar sustancias perjudiciales, evitando que lleguen a los pulmones, y atoren este órgano. Es, por lo tanto, un mecanismo de defensa del organismo que está dirigido por el sistema nervioso central, por lo que es inevitable y no se puede controlar, aunque se quiera. Lo que sí que es posible es provocarla en determinadas ocasiones para sentir algún tipo de alivio.

Tipos de tos

La tos puede venir acompaña de diferentes síntomas y tener un sonido característico. Los siguientes son los tipos de tos más habituales.

Tos seca

La tos seca o irritativa no conlleva el arrastre de secreciones, por eso también se le conoce con el nombre de improductiva. Se produce como consecuencia de la inflamación de la vía respiratoria, al empezar o terminar un resfriado. Al ser poco eficaz y molesta, sobre todo por las noches, se puede aliviar administrando algún remedio casero/natural o un  jarabe antitusivo a los niños. En ocasiones, este tipo de tos es provocada por la propia persona, para buscar alivio. Para más información sobre cómo aliviar la tos seca en niños accede a https://www.flutox.es/tos-seca-ninos

Tos ronca o perruna

Es un tipo de tos seca muy característica, ya que su sonido es similar que produce un perro o una foca. Su origen se encuentra en la inflamación de la laringe, en la zona de las cuerdas vocales, por lo que muchas veces viene acompañada de afonía.

Las causas pueden ser diversas, desde una infección por virus a cambios de temperatura alergias u otros factores indeterminados. Es más frecuente en los cambios de estación y del otoño. Puede tratarse, al igual que en el caso anterior, con jarabes antitusivos, aunque a la mínima sospecha de que pueda derivarse hacia algo más grave, se deberá acudir al pediatra.

Tos blanda

Este tipo de tos es la que da lugar al arrastre de secreciones hacia el exterior y es muy frecuente en los niños más pequeños, que suelen tener mocos con elevada frecuencia.

La tos blanda es buena por su función para eliminar mucosidades, así que, aunque puede resultar molesta, no se recomienda tratarla con medicamentos.

Tos con pitos

En ocasiones la tos viene acompañada de silbidos en la espiración, con la sensación de que tiene el pecho cargado. En esas ocasiones es muy posible que se trate de una bronquitis, una crisis de asma o una bronquiolitis en los más pequeños. Es una tos de timbre seco acompañada de dificultades para respirar.

Los padres que tienen niños que ya han sufrido estos cuadros médicos suelen identificarla con facilidad y pueden comenzar el tratamiento con los inhaladores habituales. Aquellos que no tengan experiencia deben acudir al pediatra inmediatamente.

Medicamentos para la tos

Los principales medicamentos para la tos seca son los jarabes antitusígenos que se han mencionado con anterioridad en este artículo y que son muy eficaces, especialmente por la noche para dejar descansar a los más pequeños.

Hay que recordar, sin embargo, que no es aconsejable utilizarlos para la tos blanda, por su carácter limpiador. Así mismo, en el caso de que la tos venga acompañada con dificultades para respirar, se deberá acudir inmediatamente al especialista.

Remedios caseros y naturales

Aunque la tos a veces suena horrible y da malas noches, la mayoría de las veces no corresponde con problemas graves. Hay que tomársela como lo que es: un mecanismo de defensa. Aun así, a continuación, se van a señalar algunos remedios caseros y naturales de cómo aliviar la tos para pasar esos días o semanas con mayor comodidad.

Miel

La miel no es solo un superalimento delicioso, sino que además es sumamente eficaz para calmar la tos. Su viscosidad y sus propiedades adherentes son perfectas para combatirla, pues recubre, a la vez que calma, la zona irritada. Además, si la tos viene producida por una enfermedad bacteriana, ayuda a acortar su duración, acelerando la recuperación.

Té de pimienta con miel

Seguimos con la miel, pero en este caso acompañando a una infusión de té de pimienta. Esta infusión ayuda a estimular la circulación, funciona como alivio y potencia el flujo de flemas, por lo que es muy recomendable en caso de tos blanda. 

Es un remedio natural y casero que se prepara con los ingredientes que se tiene habitualmente en casa, por lo que es muy recurrente. Tan solo hay que añadir una cucharada de pimienta fresca en grano al agua hirviendo, colarla a los 5 minutos y, posteriormente, endulzar con dos cucharadas de miel.

¿Cómo calmar la tos seca en niños?