La apertura de más carriles bici dispara las preguntas de los usuarios de la vía

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-56b55098
|

El carril bici es una de las obras más importantes que ha emprendido la Concejalía de Movilidad Sostenible, lastrada por su incapacidad de renovar las líneas de autobús, pero ha venido acompañada de cierta polémica. No solo por el considerable retraso en las obras del carril bici metropolitano que deben terminar este semestre, o la desaparición de numerosas plazas de aparcamiento, sino también porque para muchos, ha provocado un empeoramiento de las relaciones entre los ciclistas y los conductores, que sienten que les han arrebatado una parte desproporcionada del siempre escaso espacio de las calles coruñesas.

Por el momento, son pocos los ciclistas de la ciudad. Los datos del Plan de Movilidad Urbana sostenible (PMUS) indican que solo el 4% de los desplazamientos dentro de la ciudad se realizaban en bicicleta hace más de cinco años. A día de hoy, representantes del pedal como Francisco García, de Mobi-liza, que realiza la actividad Escola da Bici, o Ricardo Rilo, de la asociación Crunia, aseguran que este número ha aumentado, aunque todavía no se ha producido esa “primavera de bicicletas” que prometía el alcalde, Xulio Ferreiro, a los vecinos de Matogrande durante su último encuentro. Sin embargo, según Rilo, son muchos los ciclistas que todavía desconocen los principios básicos del buen ciclista, a juzgar por las consultas que tanto él como García reciben a diario.

1. La obligatoriedad el casco, para los menores
No es necesario llevar el casco en ciudad para los mayores de 16 años –”Aunque yo lo recomiendo siempre”, incide García– pero si se sale a la carretera, entonces es necesario llevarlo puesto.  Existen tres excepciones, como recuerda García: por un calor excesivo, por una pendiente muy empinada, o por prescripción médica. 
    
2. El paso de peatones, siempre a pie
“En cualquier paso de peatones  que cruce el ciclista a lo largo tiene que bajarse de la bicicleta y hacerlo andando”, explica, categórico, Rilo, que reconoce que “no es habitual” que se haga. En cuanto se baja de la bici, ya es un peatón. Pero García comenta un truco que el usa a menudo: impulsarse con el pie sin bajar del sillón. “Es una práctica alegal”, confiesa el experto: “Personalmente en la Escola da Bici recomiendo que todo el mundo desmonte”. Se tardan apenas unos segundos. “Yo les veo cruzar con mucha alegría a los ciclistas. Se ve que están acostumbrados, pero eso funciona hasta que alguien no te ceda y te lleves un chasco”, advierte Rilo.

3. Preocuparse siempre de resultar muy visible
El ciclista es el más vulnerable de los usuarios de la calzada y por   tiene que ser consciente de ello. Como dice García, “la carrocería  es nuestro cuerpo”. Eso pasa por situarse siempre en el lado izquierdo del conductor, o el trasero si es posible. “Nunca a la derecha, porque si gira en esa dirección, te lleva”, advierte Rilo que recuerda que, al colocarse adelante, el ciclista gana en seguridad. “La arrancada es bici es más rápida que en coche, unos cinco segundos”, añade García. Por eso, en algunos puntos, ya existe una línea de parada avanzada que los coches deben respetar 
    
4. Prendas reflectantes que llevar durante la noche
Una de las obligaciones que recuerda García es que de noche, el ciclista debe lucir prendas reflectantes. “Eso no significa tener que llevar un chaleco, puedes llevar bandas reflectantes en las piernas que es lo que yo hago, y que es muy práctico”, .explica el responsable de Escola da Bici. También es obligatorio llevar luces y, sobre este punto, García tiene otro aconsejo: es más visible llevar luces parpadeantes en la parte de atrás que fijas. 

5. El ciclista nunca debe subirse a la acera
Ocurra lo que ocurra, un ciclista nunca debe subirse a la acera, que es un espacio privativo del peatón. En el caso del carril bici metropolitano, hay que tener cuidado de no invadir la acera, porque discurren a veces parejos. En caso de accidente, la responsabilidad siempre recae en el ciclista, porque la Policía Local considerará que ha cometido un atropello. 
    
6. La ciclovía es prioritaria para el tráfico a pedales

Los usuarios del pedal saben cómo circular por el carril bici pero muchos no saben lo que significa la señal de ciclocarril. “Nosotros tratamos de explicarlo pero el Ayuntamiento podría hacer más”, asegura Rilo. Como la  que se encuentra delante del Colón. Es un carril compartido con automovilistas pero en el que tiene preferencia absoluta la bicicleta y la velocidad máxima a la que se puede circular es de 30 kilómetros por hora “La gente no conoce esa señal”,  insiste Rilo. 

6. Los patinetes deben actuar igual que las bicis
Los Vehículos de Movilidad Personal (VMP). O sea, los patinetes y monociclos eléctricos, deben comportarse como ciclistas, por lo menos hasta que el Ayuntamiento redacte una ordenanza específica por la seguridad de todos. “En algunos sentidos, son más vulnerables. Por lo menos de noche, porque la luz trasera está a ras de suelo y estás aún más expuesto en un choque que si viajas en bici”. asegura García.    
Él, por su parte, asegura que tiene a aveces discusiones con conductores, y que por eso lleva encima siempre un ejemplar de la normativa vial y de la ordenanza municipal de circulación. “Hay mucha gente que nos recrimina, y ya ha pasado alguna vez. Cuando se lo enseñas ya no ni quieren mirarlo”. Quizá no sea necesaria llevarlo siempre encima, pero desde luego es una buena idea leérsela.

La apertura de más carriles bici dispara las preguntas de los usuarios de la vía