Faro de Monte Alto estudia acciones legales por la retirada del tapiz floral

Gómez Bellón, durante la protesta ante el ayuntamiento que siguió a la retirada de la alfombra floral | pedro puig
|

El presidente de la asociación, Antonio Gómez Bellón, confirmó que el asunto está en manos de sus asesores, que decidirán si es factible interponer una demanda por los daños sufridos.
Según Gómez, la gota que ha colmado el vaso es que no ha recibido la carta que la Concejalía de Medio Ambiente había prometido enviarle pormenorizando las circunstancias que llevaron a que se produjera la destrucción de la obra floral, que el Ayuntamiento siempre ha sostenido que fue accidental. Hay que señalar que la asociación si recibió una misiva del propio alcalde, Xulio Ferreiro, en la que explicaba lo ocurrido, y volvía a insistir en que era un error, y otra de la empresa concesionaria, Cespa, que había asumido la responsabilidad.

Sin embargo, Gómez considera insuficientes las explicaciones dadas hasta ahora aunque reconoció que en la celebración de la junta directiva del viernes pasado, donde se debatió el asunto, no hubo unanimidad en los pasos a seguir.

Explicaciones
Por su parte, el alcalde, Xulio Ferreiro, ya había expresado su parecer de que la polémica se había alargado demasiado. Según él, el mismo domingo en el que ocurrió todo, cuando la concesionaria asumió el error en solitario debía habérsele dado carpetazo al asunto. Por otro lado, Gómez ya había recibido explicaciones del Ayuntamiento en varias reuniones que se habían celebrado tras el incidente, y nunca se había mostrado satisfecho con ellas.

Tras uno de esos encuentros, el presidente de Faro de Monte Alto había confesado: “Me preguntaron si creía que aquello fue un error y yo le dije que me tenían que disculpar, pero que no”. Él seguía calificando lo ocurrido de “atentado” o de “sabotaje”. Por otro lado, el Ayuntamiento subvenciona el tapiz, compuesto por diez mil claveles, pero la asociación Faro de Monte Alto no ha recibido todavía la subvención, lo que contribuye a enrarecer el ambiente. Gómez asegura que, a día de hoy, los proveedores continúan preguntándole cuándo abonará la factura por los materiales, unos 8.000 euros, y que todavía no sabe cuándo podrá hacerlo.


Más allá de este incidente, la celebración en honor a la Virgen del Rosario ya había sufrido otros reveses, como que el anterior Gobierno local dejara de considerarlo día festivo o que el actual Ayuntamiento se negara a participar en las celebraciones alegando la aconfesionalidad del Gobierno local.

Faro de Monte Alto estudia acciones legales por la retirada del tapiz floral