Las nuevas tarifas del agua permitirán pagar el consumo real de cada usuario

30 diciembre 2011 culleredo.- el gobierno local de culleredo aprobó, ayer en pleno, un presupuesto reducido por segundo año consecutivo
|

El gobierno local ha aprobado unas nuevas tarifas del servicio de abastecimiento de agua y de saneamiento que permitirán a los vecinos “pagar por lo que realmente consumen”, como explica Julio Sacristán, alcalde de Culleredo. Unas tasas que tienen como principal objetivo “penalizar” los consumos abusivos y “premiar” a aquellos que ejercen un mayor control sobre el gasto de agua.

Con la nueva ordenanza, el Ayuntamiento asume los principios de la normativa europea en el ámbito de las políticas de agua y que hacen referencia a “quien más contamine, más paga”, exponen desde el Ayuntamiento. En este sentido, añaden que la mencionada directiva establece la igualdad y la progresividad como principios básicos de la fiscalidad, en sustentar el sistema y recuperar los costes de los servicios y tributar por tramos de consumo en los que se incentiva el ahorro del agua y el consumo responsable.

El impuesto establece varios tramos y se reducen las tasas en relación con el año pasado

Con esta medida, Culleredo se convierte así en uno de los primeros municipios que establece los bloques de consumo y de los primeros que adapta las tarifas y tasas a los principios establecidos en la nueva Lei de Aguas.

 

Metros cúbicos > Con la nueva ordenanza, los vecinos solo pagarán por los metros cúbicos que realmente han consumido y evacuados a la red de saneamiento, al contrario de lo que venía ocurriendo, como apuntan desde la administración local.

Hasta la fecha, los residentes pagaban por 27 metros cúbicos al trimestre, los utilizasen o no. Con la aprobación de las nuevas tarifas, el Ayuntamiento realiza una rebaja “significativa para todos aquellos que consuman menos de cincuenta metros cúbicos”, a los que la tasa bajará hasta un 30%.

Los más favorecidos serán los que consuman menos metros cúbicos de agua y se penaliza la utilización de más de cincuenta y cinco metros cúbicos al trimestre. Con esta medida “se da satisfacción a todos aquellos usuarios que venían reclamando el pago por el consumo realmente efectuado”, apuntan desde el gobierno local.

Todos aquellos que consuman por debajo de los treinta metros cúbicos cada tres meses, se les aplicará una tarifa social, ya que se cobra menos por metro cúbico consumido que lo que le cuesta al propio Ayuntamiento comprar el agua a Emalcsa.

En concreto, explican, a la administración cullerdense le cuesta 0,28 euros el metro cúbico, mientras que estos usuarios lo pagarán a 0,20. Esta rebaja se compensará con lo que tendrán que abonar aquellos que consuman más agua y se fija para el tramo entre 30 y 55 metros cúbicos 0,70 euros, mientras que, los que superen los 55, pagarán 1,15 euros. Unas tarifas que beneficiarán a 14.057, los usuarios de tarifa doméstica.

Respecto al resto de consumos, en el que se ubican 1.156 abonados, facturarán 0,30 euros el metro cúbico si su consumo se sitúa entre el 0 y los 30 metros cúbicos y de 30 a 100, 90 céntimos y los que utilicen más de cien, pagarán 1,2 euros.

Las nuevas tarifas del agua permitirán pagar el consumo real de cada usuario