Negreira apela a la unión de los coruñeses para seguir progresando

|

“Juntos hemos conseguido lo que nos proponíamos. Los coruñeses somos imbatibles y juntos progresamos”. Son palabras del alcalde, Carlos Negreira, durante la última Función del Voto de este mandato popular, celebrada ayer. El recuerdo a la hazaña de María Pita en contra del asalto inglés sirvió a Negreira para poner en valor la unión de una ciudadanía que, dijo, “ha sido ingente durante años”.  
El regidor portó el bastón de mando hasta el templo de Santo Domingo, para presentarlo ante la patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario. Su discurso, que tuvo lugar durante la misa oficiada por el arzobispo Julián Barrio, estuvo cargado de ese “espíritu solidario” de los coruñeses que dice, “está en nuestros genes”.
Un espíritu que comenzó, según recordó el alcalde, con el compromiso de los cofrades de atender a los más necesitados cada 2 de julio. “Hoy cumplimos ese contrato los 365 días del año”, añadió Negreira, que subrayó que A Coruña es “la ciudad más solidaria”. Puso así en valor la infraestructura pública en materia de servicios sociales y recordó la atención a los más desfavorecidos que se realiza en estos centros, como Padre Rubinos.

recuerdo
Rememorando la victoria de la heroína María Pita en 1589, Negreira también tuvo palabras de recuerdo para otras grandes mujeres que hicieron historia en la ciudad. Entre ellas, se acordó de Inés de Ben, Teresa Herrera, Juana de Vega, Concepción Arenal y Emilia Pardo Bazán. “Mujeres que se volcaron en la atención a los necesitados”, puntualizó Negreira en su discurso.
El regidor también se acordó ayer del piloto coruñés fallecido en el accidente de avión de Sevilla, Manuel Regueiro, y pidió por él a la Virgen del Rosario, “para que encuentre la paz” y deseó fuerza a su familia. Lo mismo deseó a los familiares y amigos de los fallecidos en el terremoto de Nepal de hace unas semanas.
“Que la Virgen del Rosario continúe guiando nuestros pasos por la luz del porvenir, por una sociedad más próspera y justa, y que los que menos tienen sientan el arropo de nuestra solidaridad”, dijo Negreira. El alcalde quiso terminar señalado que en la actividad municipal, “los Servicios Sociales siguen siendo la piedra angular de la atención”.
Al término de la misa, el alcalde, acompañado de buena parte del gobierno local, inició el descenso desde la Ciudad Vieja hasta la plaza de María Pita, donde hizo una ofrenda floral junto a la portavoz del grupo municipal socialista, Mar Barcón, a María Pita. La Función del Voto continúa levantando polémica año tras año. Una vez más generó las críticas del grupo de BNG, que dice no concebir que los legítimos representantes del pueblo “vulneren a aconfesionalidade dos poderes públicos, ao representaren tanto persoas con crenzas relixiosas como persoas sen elas” y volvió a insistir en la separación de los poderes públicos y la Iglesia. 

Negreira apela a la unión de los coruñeses para seguir progresando