Pfizer reduce de forma temporal las entregas a Europa para incrementar la producción

Una enfermera prepara la vacuna Pfizer-BioNtech contra el Covid-19 | ep
|

Pfizer reducirá temporalmente las entregas a Europa de su vacuna contra el Covid-19 a partir de la próxima semana para aumentar su capacidad de producción de 1.300 a 2.000 millones de dosis al año, según informó ayer el Instituto Noruego de Salud Pública (FHI) y confirmó posteriormente la compañía farmacéutica.

“Aunque esto afectará temporalmente a los envíos de finales de enero a principios de febrero, proporcionará un aumento significativo de las dosis disponibles para los pacientes a finales de febrero y marzo”, detalló la compañía en un comunicado.

Pfizer informó también de que estos cambios en el proceso y las instalaciones para incrementar el volumen de producción de dosis “requerirán aprobaciones regulatorias adicionales”, aunque no especificó cuáles.

El organismo noruego detalló que “esta reducción temporal afectará a todos los países europeos”. Así, por ejemplo, Noruega recibirá la próxima semana 36.075 dosis, en lugar de las 43.875 previstas, es decir, un 17,78 por ciento menos.

En estos momentos, España está recibiendo alrededor de 350.000 dosis por parte de Pfizer cada lunes, según Sanidad.  

Si se aplica una reducción de envíos similar a la que ha informado Noruega, podría pasar a recibir 62.230 dosis semanales menos, es decir, 287.770.

De acuerdo con los datos aportados por el país escandinavo, “todavía no está claro cuánto tiempo pasará para que Pfizer alcance de nuevo su máxima capacidad de producción”.  

 

Garantizan la entrega

No obstante, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó ayer que la firma Pfizer aseguró que, pese a los retrasos anunciados en las entregas de su vacuna, todas las dosis prometidas para el primer trimestre llegarán a la Unión Europea en ese período.

Von der Leyen señaló que, al saber que Pfizer reduciría temporalmente sus entregas a Europa para mejorar la producción, contactó “inmediatamente” con la farmacéutica y le aseguraron que “todas las dosis garantizadas para el primer trimestre llegarán” en ese período.

“Es bueno que sean conscientes de que para nosotros es una situación muy difícil, porque las primeras dosis han sido administradas y pronto tendrán que ser administradas las segundas, por lo que es una necesidad médica”, dijo en Lisboa, donde realizó la tradicional visita inicial de cada presidencia rotativa de la UE.

La presidenta recordó que “normalmente” se tardan diez años en desarrollar y entregar una vacuna, y que al hacerlo en menos de un año hay que enfrentar todas las “dificultades” que normalmente requieren más tiempo.  

Consideró además que el “extenso” portafolio de dosis que la UE ya tiene firmadas con varias farmacéuticas, que supera los 2.300 millones de dosis, “mitigan los riesgos de problemas que siempre surgen cuando tienes procesos a esta velocidad”.  

En el mercado ya están las vacunas de Pfizer-BioNTech y de Moderna, y está pendiente de luz verde la de AstraZeneca, cuya autorización podría llegar este mes, señaló Von der Leyen, quien consideró que, en términos generales, “el proceso es un gran éxito”.  “Sin negociar juntos nunca habríamos tenido un acceso tan temprano y una cantidad tan grande de dosis”, insistió.  

Asimismo, el primer ministro luso, António Costa, sugirió a todos los Estados miembros que sean previsores por los “incidentes” de abastecimiento.

Pfizer reduce de forma temporal las entregas a Europa para incrementar la producción