Emerxencias Narón rescata a un niño de dos años que quedó con la cabeza atrapada en un balcón

Imagen de los bomberos en el balcón en el que quedó atrapado el niño
|

El equipo de Emerxencias Narón realizó ayer una intervención para rescatar a un niño de dos años que quedó con la cabeza atrapada entre los barrotes de un balcón de su vivienda. Los hechos ocurrieron sobre la una de la tarde y la voz de alarma fue dada por los padres del pequeño, que primero trataron de liberarlo empapándolo en agua jabonosa, sin conseguir que el menor pudiese retirar su cabeza.
Los hechos ocurrieron en un segundo piso del edificio número 38 de la calle Cadaval, en el barrio naronés de Freixeiro.
Emerxencias Narón desplazó a ese domicilio a cuatro bomberos, que se encontraron con una situación muy complicada, porque el niño lloraba mucho y no paraba de quejarse. También le estaba dando el sol de lleno, por lo que optaron por cubrirle la cabeza con una toalla húmeda para evitar una insolación y también para impedir que alguna esquirla le causase daño, puesto que finalmente se resolvió que lo mejor era serrar uno de los barrotes que lo oprimían para poder liberarlo.
La operación se efectuó con una sierra para hierro manual, para mayor seguridad del pequeño y también para evitar los ruidos derivados de la utilización de una sierra eléctrica al lado de su oído.
Finalmente, en menos de media hora el niño quedó liberado y poco a poco se tranquilizó, por lo que ni los padres ni los servicios de emergencia consideraron necesario llevarlo a un centro sanitario para ser examinado, dado que no presentaba lesiones. n

Emerxencias Narón rescata a un niño de dos años que quedó con la cabeza atrapada en un balcón