Errejón e Iglesias suavizan el tono de sus críticas tras varios días de pugna por Vistalegre II

Iglesias participa en un acto con trabajadores del hospital 12 de Octubre podemos
|

La calma llega a Podemos tras una semana marcada por la tensión por los aspectos organizativos del congreso que el partido celebrará en Vistalegre el próximo febrero. Los líderes de las dos principales facciones enfrentadas, el secretario general, Pablo Iglesias y el secretario político, Iñigo Errejón, dedicaron la jornada a la valoración mutua.
Así Iglesias, no dudó ayer en asegurar que “habría que estar loco” para prescindir de una figura como la que, a su juicio, es Íñigo Errejón.
Iglesias dijo que le gustaría tener “muy cerca” a uno de sus “mejores talentos”. Así, expresó que “no es solo un honor” sino que “es bueno” para Podemos, a la vez que elogió el “trabajo parlamentario” de su actual “número dos”.
El líder de la formación “morada” opinó que, “a pesar de las diferencias”, el compañerismo es algo que Podemos debe cuidar. “Puede haber cierto mal rollo en el vestuario pero luego salir a jugar todos en la misma dirección y dejándose la piel”, explicó.
“En democracia hay veces que estás de acuerdo y otras no. Un partido que tenga eso no funciona. Muchas veces necesito tener a alguien que me diga te has equivocado. Quiero tener una formación política en la que tenga compañeros que me digan que tenga cuidado. Quiero tener a Íñigo para que me diga que podríamos hacerlo de otra forma”, argumentó.
En la misma línea, Iñigo Errejón, aseguró ayer que no se plantea encabezar una candidatura alternativa a la de Pablo Iglesias para liderar su partido y avisó de que “se equivoca” quien alienta el debate sobre las caras porque los militantes de su formación no quieren tener que elegir entre unos u otros.
Tras explicar que si tuviera en la cabeza competir con Iglesias, lo diría, el también portavoz de Unidos Podemos en el Congreso hizo hincapié en que existe un “consenso profundo” entre la gente que “se ha ilusionado con Podemos” sobre que no hay que forzarles a elegir. “Nuestra gente no quiere elegir; no hay que dividir, hay que multiplicar, todos juntos y juntas pero con el mejor modelo organizativo y las mejores ideas”, remarcó.
Por su parte, la jefa de gabinete de Pablo Iglesias y portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, defendió que el partido tiene que dejar de ser una cosa “de uno o dos”, para pasar a ser de “mucha gente”, pero mientras apuntó que Iglesias es la personas que aúna “el consenso total” para seguir siendo secretario general.
“Eso no es casual. Iglesias sigue encarnando mejor que ningún otro compañero ese Podemos al que no le va a temblar la mano a la hora de consolidar el proyecto”, dijo.

Errejón e Iglesias suavizan el tono de sus críticas tras varios días de pugna por Vistalegre II