Reportaje | Los jóvenes coruñeses buscan un hueco en el mercado laboral

el ideal gallego-2018-10-10-008-59e06ff6
|

La Feria de Empleo organizada por la Cámara de Comercio consiguió reunir ayer en su tercera edición una cifra récord de participantes, con un total de 75 empresas y 700 parados de entre 18 y 30 años buscando una oportunidad en el mundo laboral.

En el evento, celebrado en Palexco, los jóvenes aprovecharon para entregar su currículums en los diferentes stands y presentarse ante los responsables y miembros de los departamentos de Recursos Humanos de las empresas que más adecuaban al trabajo que estaban buscando. Los asistentes también pudieron aprender cómo presentarse a una entrevista de trabajo o cómo elaborar un mejor currículum en los distintos talleres que se celebraron.

Un equipo de la Cámara de Comercio se encargó de ayudar a los jóvenes a decidir qué empresas podrían estar interesadas en su perfil, teniendo en cuenta sus conocimientos o su experiencia. En su opinión, un error frecuente está en la elaboración de los currículums, que según ellos “deben decir de uno mismo”, y animan a “dar una mayor importancia en él a las competencias”. Además, destacan que es muy importante “saber enfrentarse a un proceso de selección y adquirir habilidades para encontrar empleo”. Con un poco de nervios, los participantes tenían una toma de contacto con las compañías, muchas conocidas por todos como Gadisa, Vegalsa-Eroski, Sanitas, Calvo, Abanca u otras de prácticamente todos los sectores productivos.

Una “oportunidad”
Es el ejemplo de Beatriz, graduada en Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto, que ayer no se cerraba a ningún tipo de empresa, ya que busca un primer contacto en el mundo laboral y ayer llegó a hacer “más de diez entrevistas”. “Al principio estaba nerviosa, pero los encuentros son informales, por lo que no estuve incómoda, incluso nos aconsejan otros stands que se podrían ajustar a lo que buscamos, es una gran oportunidad”. 

Por su parte, Ángel, que tiene 18 años y terminó este año el Bachillerato, contaba que no quiso continuar estudiando: “Mi objetivo es encontrar un trabajo y por eso he venido”. Tras haber entregado más de 20 currículums, se iba “con esperanza de recibir una llamada y poder empezar a crecer laboralmente”. Para las empresas, esta iniciativa es una buena forma de “cazar talentos” y conocer en primera persona a los posibles candidatos. 

En el caso de Internaco, una compañía que aprovechaba para darse “a conocer”, aseguran que “el currículum tradicional es algo muy frío. Aquí conocemos en primera persona a los interesados y nos abrimos a un abanico mucho más amplio de gente”. Uniter, por ejemplo, indicaban que “en el caso de recibir un currículum muy interesante podemos proponer a la empresa su contratación. Es una oportunidad para nosotros, para crecer como empresa”.

Los cientos de participantes salieron satisfechos con la jornada de búsqueda, con independencia de que estos encuentros puedan llegar a dar sus frutos. Además, también pudieron acudir al acto inaugural, donde el presidente de la entidad cameral, Antonio Couceiro, animaba a los jóvenes a poner en valor sus “actitudes y aptitudes” para “tener éxito en los procesos de selección” y definió la feria como un “punto de encuentro entre el tejido empresarial coruñés y los jóvenes beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil”. Por su parte, el director general de la Cámara de Comercio, Gonzalo Ortiz, anunció la intención de la entidad de llevar la feria de empleo a municipios de toda la comarca. 

El economista Emilio Duró ofreció una conferencia, una auténtica clase magistral sobre la felicidad. “El objetivo de la vida es vivir, y es imposible ser feliz si no haces algo que te apasiona” dijo a los presentes.

Reportaje | Los jóvenes coruñeses buscan un hueco en el mercado laboral