Gobierno local y PSOE fijan la agenda para negociar los presupuestos

El Ideal Gallego-2016-01-22-005-65e287ce
|

Si bien todavía queda mucho para llegar a un acuerdo sobre los presupuestos de 2016, la reunión que ayer celebró el Ayuntamiento con el PSOE, sirvió para marcar una agenda: un mínimo de tres encuentros a la semana, lunes, miércoles y viernes a las cuatro y media de la tarde, que tendrán tanto una vertiente técnica como, inevitablemente política. El alcalde, Xulio Ferreiro, señaló que la reunión concluyó de forma “moi satisfactoria” y la calificó de “paso adiante”. Desde la otra parte hablaron de una “relativa satisfacción”. 
Además, la cita sirvió para rebajar de forma considerable la tensión que había crecido en las últimas semanas entre el Gobierno local y su “socio preferente”. Ambas formaciones se habían acusado mutuamente de ser los responsables de que las negociaciones no hubieran comenzado, ya fuera por falta de voluntad de diálogo o por razones políticas.  “Constatamos que cando baixamos ao terreo do concreto, podemos ser capaces de entendernos”, opinó el alcalde. 
Por su parte, los socialistas destacaron las condiciones que han conseguido arrancar al equipo de negociadores del Ayuntamiento: que la negociación se realizará por áreas (lo que permitirá al PSOE introducir su programa en los presupuestos), que no habría líneas rojas que no se puedan debatir y tampoco plazos. De hecho, el portavoz socialista, José Manuel Dapena, siempre ha criticado al Gobierno local por ir con prisas tras ignorar sus advertencias a finales del verano pasado de que era necesario ponerse a trabajar en el presupuesto cuanto antes. 
En el encuentro, el Gobierno local estuvo representado por la concejala de Hacienda, Eugenia Vieito, y el jefe del gabinete de Alcaldía, así como dos miembros más del equipo económico. Los participantes en la reunión se emplazaron a tener resueltos algunos puntos previos a la reunión del lunes.
Por ejemplo, definir el orden del día, con las cuestiones específicas, pero también a designar a los dos negociadores principales, así como al resto de los interlocutores, expertos en su área. Así que estos se irán sustituyendo a medida que van cambiando los temas. 
 
no solo cuatro cosas
De todos modos, ayer los socialistas quisieron dejar claro que no aspiran  “a colocar cuatro cosas en un presupuesto de cerca de 250 millones de euros”. Para el grupo municipal del PSOE, se trata de una cuestión de “coherencia con nuestros compromisos y con el mandato de los vecinos”, y recuerdan que “propusimos a la Marea negociar desde el inicio un presupuesto conjunto y que reflejase las demandas de una mayoría”. 
Ahora, tras meses de un tira y afloja entre el Gobierno local y su socio, este le recuerda que exige que el presupuesto refleje un cambio y defina un proyecto de ciudad: “Es evidente que no pretendemos que el presupuesto ejecute al dedillo nuestro programa electoral, pero sí debe conjugar aquellas ideas y actuaciones en la que coincida una mayoría plenaria, de la que no dispone Marea Atlántica”.

Gobierno local y PSOE fijan la agenda para negociar los presupuestos