La Interpol registra por pesca ilegal empresas vinculadas al armador de Riveira Antonio Vidal

Agentes de la Interpol y de la Guardia Civil efectuaron un registro en las oficinas de Vidal Armadores CHECHU RÍO
|

Agentes de la Organización Internacional de Policía Criminal-Interpol, junto con efectivos desplazados desde Madrid de la Unidad contra el Crimen Organizado (UCO) de la Guardia Civil para temas medioambientales, con la colaboración de miembros del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de A Coruña, Santiago y Noia, llevaron a cabo ayer una operación contra la pesca ilegal en empresas de O Barbanza relacionadas con el armador Antonio Vidal Suárez, y en A Coruña. 

unidad canina
Entre otros, se efectuaron registros en las oficinas de las sociedades Vidal Armadores (Riveira) y EpaDhax S.L.U. (Boiro), además de en su casa ubicada en el lugar riveirense de A Mámoa, donde los investigadores continuaban al cierre de esta edición y en donde hicieron uso de una unidad canina, que se apuntó que estaba especializada en la localización de dinero. Allí llegaron en torno a las diez menos cuarto de la mañana tras reunirse en las inmediaciones del campo de fútbol de Cadreche.
Esta intervención, dirigida por un juzgado madrileño, que sigue abierta y para la que se ha decretado el secreto del sumario y de las actuaciones, se lleva a cabo casi un año después de que se desarrollase la primera de las dos fases de la operación Sparrow -el 11 de marzo de 2015 fue la Policía Nacional la que entró a registrar la sede de Vidal Armadores en la Avenida da Coruña-, en la que los inspectores de pesca se llevaron gran cantidad de documentación para determinar el entramado empresarial fundado por Antonio Vidal Suárez. 

"merluza negra"
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente precisó que esta no tiene que ver con esa investigación de empresas radicadas en la provincia de A Coruña por su supuesta vinculación con buques incluidos en la lista de pesca ilegal de la Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos de La Antártida. Según algunas fuentes, los registros practicados podrían estar relacionados con el apresamiento de varios barcos que supuestamente pescaban “merluza negra” en La Antártida y que se realizaron en 2015 y en lo que va de año.
El armador siempre rechazó las acusaciones que lo acusaban de pesca ilegal pese a que, según la organización ecologista Sea Shepherd, fue sancionado con multas millonarias y el apresamiento de varios buques. Además, Greenpeace indicó que en los últimos tiempos tres barcos con bandera de Guinea Ecuatorial, como son el “Songhua” -arrestado por pesca ilegal en 2008-, el “Kunlun” -tuvo 15 nombres y 8 banderas desde 2003- y el “Yongding” -tuvo 11 nombres y 8 banderas desde 2004- fueron acusados y perseguidos por Nueva Zelanda por capturar ilegalmente merluza negra en aguas del Atlántico Sur, en las inmediaciones de La Antártida, y que se trata de buques a los que se vincula con Vidal Armadores. 

CESIÓN DEL TESTIGO
Según ha trascendido, Antonio Vidal Suárez, que estuvo presente en los registros realizados en Riveira, cesó de su cargo de administrador en las empresas de cabecera -Vidal Armadores y Viarsa- en favor de su hijo, Manuel Antonio Vidal Pego. El relevo generacional se viene produciendo desde hace unos 5 años,  pero es ahora cuando Vidal Pego se quedará al mando del timón para afrontar hasta nueve multas por pesca ilegal. A la espera de lo que determine la operación en curso, cabe señalar que la denominada “Sparrow” golpeó a esta familia con sanciones muy graves que, según indicó en su momento el Ministerio de Medio Ambiente, afectan a siete empresas relacionadas con Vidal Armadores, y que de fijarse la máxima cuantía de las mismas, el importe a pagar podría rondar los 10 millones de euros.

La Interpol registra por pesca ilegal empresas vinculadas al armador de Riveira Antonio Vidal