Bergondo plantea a la Xunta la construcción de una rotonda en el acceso al polígono

|

Bergondo solicitó a la Xunta una serie de actuaciones orientadas a aumentar la seguridad vial en las seis carreteras de su competencia que atraviesan el municipio: AC-214, AC-164, AC-161, AC-162, AC-171 y AC-214.
La regidora, Alejandra Pérez Máquez, y el primer teniente de alcalde, Juan Fariña, se desplazaron hasta Santiago para mantener un encuentro con la conselleira Éthel Vázquez con el objeto de plantearle las necesidades detectadas tras analizar el estado de la movilidad en Bergondo.
En cuanto a inversión, la creación de sendas peatonales en la AC-214 y AC-164 y la construcción de una rotonda en el acceso al polígono industrial serían las más importantes, precisaron Pérez y Fariña.
En cuanto a las primeras se trataría de habilitar un espacio para los viandantes en un tramo de curvas peligrosas en Pedras Brancas y A Mota, y entre el polígono y la casa consistorial, en San Cidre. “Es un tramo con tráfico denso y que en ocasiones genera situaciones de peligro a los peatones y ciclistas”.
El segundo consistiría en construir una glorieta en la AC-164 para habilitar un acceso más seguro al Polígono de Bergondo. La actuación se realizaría en coordinación con el Ministerio de Fomento al estar vinculada a la rotonda del cruce de Ferrol, en la Nacional-VI.

“MEDIDAS MENORES”
Pero además de estas grandes obras, pidieron la ejecución de medidas “de menor calado pero muy necesarias” y que la Xunta “mirará de incluirlas en los planes de conservación”, según les indicó Ethel Vázquez.
Así, para la AC-161, entre Bergondo y Betanzos, pidieron el repintado de marcas viales y la colocación de señales luminosas de advertencia en los distintos pasos de peatones, lo mismo que para la AC-162, entre Bergondo y Sada, donde también piden estudiar la creación de un paso de peatones en el acceso a la playa de Gandarío, acondicionar los bordillos de la senda peatonal y reubicar el paso de la capilla de San Cidre.
Para la AC-164 también plantearon la colocación de guardarraíles o cambios en el pintado de la vía y la reducción de velocidad en Fiobre de 60 a 50, colocar una señal de peligro por retenciones por la parada del bus, recuperar el área de descanso-mirador antes de llegar a O Pedrido y crear un carril de acceso en el cruce con la travesía del Monasterio de Bergondo.
Para la AC-171, de Fiobre a O Pedrido, piden nuevas señales, una glorieta en el cruce con la DP-0804, y la redistribución del aparcamiento de la playa de O Pedrido. Por último apuntaron a la AC-214, que enlaza Guísamo con Cambre, donde consideran necesario colocar pasos de cebra, dada la existencia de la escuela infantil y pistas deportivas de Santa María de Guísamo.

Bergondo plantea a la Xunta la construcción de una rotonda en el acceso al polígono