La consejera gallega de pesca pide el rechazo al acuerdo con Mauritania en el PE

El secretario general de Pesca, Carlos Domínguez, junto a la consejera de Merdio Rural y Marítimo de Galicia, Rosa Quintana, atienden a la prensa hoy en el Parlamento Europeo donde ha mantenido distintas reuniones con los eurodiputados para
|

La consejera de Medio Rural y Mar del Gobierno regional de Galicia (noroeste de España), Rosa Quintana, ha pedido hoy en la Eurocámara el rechazo al acuerdo comunitario pesquero con Mauritania, que se votará la próxima semana en el pleno de Estrasburgo.

Quintana y el secretario general español de Pesca, Carlos Domínguez, se han reunido con miembros del PP, PSOE y otros eurodiputados españoles de distintos grupos para pedir el voto negativo español en bloque a un acuerdo que no consideran satisfactorio y que aseguran que es especialmente gravoso para la flota gallega, pues no permite la pesca de cefalópodos como el pulpo.

"El acuerdo desde el principio es malo e incluso la renegociación del acuerdo no es muy buena y lo demuestran los hechos", ha dicho Domínguez, que se reunió con representantes de las Comunidades Autónomas y del sector el pasado jueves para explicar los últimos avances de las negociaciones.

Según el secretario general de Pesca, el cambio de actitud de algunas flotas, principalmente la marisquera, que han decidido salir a la mar a Mauritania pese que antes no lo habían hecho, se debe "a la desesperación ante la falta de alternativas".

"Que vayan a pescar porque no tengan alternativa no significa que el acuerdo sea satisfactorio", ha añadido.

Para Domínguez, el mensaje que es necesario hacer llegar a la Comisión Europea "es muy claro", en el sentido de que "los acuerdos de pesca son acuerdos comerciales y los acuerdos comerciales tienen que entrañar una contrapartida a cambio de la contrapartida financiera que la UE paga y sus armadores".

En el mismo sentido, Quintana ha señalado que lo que se debe buscar en todos los acuerdos es que "la flota pueda a ir a faenar con unas rentabilidades que permitan un mantenimiento social y económico social de esa actividad".

La consejera de Galicia ha señalado que desde su región "existe gran preocupación" por el acuerdo con Mauritania.

"Necesitamos que existan acuerdos, pero no a cualquier precio", ha añadido.

Frente a la posición del Gobierno español y el gallego se mostraron la semana pasada las asociaciones de marisqueros (ANAMAR), atuneros (ANABAC y OPAGAC), palangreros de fondo (ORPAL) y palangreros de superficie (ARPOAN y OP LUGO), pues consideran que en últimas semanas se han conseguido mejoras en la negociación.

El Protocolo de Pesca con Mauritania es el más importante de la UE en términos de volumen y de contribución financiera, dado que por el acceso de la flota comunitaria a sus aguas se pagan setenta millones de euros al año.

La Comisión Europea (CE) rubricó en julio de 2012 un protocolo de dos años que está en vigor provisionalmente, a la espera de la ratificación del Parlamento Europeo.

La consejera gallega de pesca pide el rechazo al acuerdo con Mauritania en el PE