Bajan a un pasajero de un avión tras ver en su teléfono la palabra “oración”

|

Un hombre fue bajado por la policía de un avión de la compañía EasyJet en el aeropuerto de Luton, en Londres, después de que su compañero de asiento leyera un mensaje en su teléfono móvil que decía “oración”, en un grupo de WhatsApp que se llamaba “Isi Men” y lo informó a la tripulación como una amenaza a la seguridad.
Laolu Opebiyi, de 40 años, oriundo de Londres, dijo que se vio obligado a entregar su teléfono y a suministrar su contraseña a fin de establecer su inocencia después de que trató de organizar una oración en conferencia con amigos usando WhatsApp.
Después de aclarada la situación, el piloto se negó a permitir que Opebiyi regresara al avión que iba con rumbo a Ámsterdam el pasado jueves y se vio obligado a esperar más de tres horas para la próxima salida programada.
Opebiyi, que es cristiano nacido en Nigeria, cree que el pasajero sentado junto a él asumió que era musulmán y concluyó que podía ser un terrorista.
“Ese tipo no me conoce y en solo dos minutos ya me está juzgando”, dijo a “The Guardian”. “Incluso si yo fuera musulmán, fue bastante injusta la forma en que me trataron. No creo que cualquier persona, independientemente de su religión, deba ser tratada de tal manera”, apostilló.
“Si seguimos permitiendo este tipo de intolerancia y el miedo irracional, me atrevo a decir que los terroristas habrán logrado su objetivo”, expresó consternado el pasajero.
Opebiyi, un analista de negocios, dijo que mientras esperaban la salida del avión a las 06.45 horas del pasado jueves, su compañero de viaje le preguntó: “¿Qué quiere decir con la oración?”. Desconcertado porque este hombre había estado leyendo por encima de su hombro, explicó que se estaba disponiendo a orar con sus amigos.
Dos minutos después, el pasajero fue a la parte delantera del avión y habló con la tripulación de cabina, dijo Opebiyi. El hombre fue llevado a la puerta de la cabina y regresó 15 minutos más tarde, diciendo a Opebiyi que se iba del avión al sentirse mal. Más tarde, dos agentes armados entraron al avión y le pidieron el teléfono y pertenencias y que los acompañara a la terminal.

Bajan a un pasajero de un avión tras ver en su teléfono la palabra “oración”