Las obras de reforma de la cubierta de Riazor mantienen sus plazos

Xulio Ferreiro y Valentín González Formoso firmaron ayer el acuerdo para la reforma | pedro puig
|

La obra de reforma de las cubiertas del estadio de Riazor comenzarán una vez que el Deportivo termine su participación en el campeonato de liga tal y como se había planteado inicialmente, por lo que se mantienen los plazos.
El alcalde, Xulio Ferreiro, explicó que no hubo variaciones en cuanto a los plazos de ejecución de los trabajos durante el acto de firma del convenio de colaboración por el que la Diputación aportará 1 millón de euros, lo que representa el 14,7% de los casi 7 millones que requerirá la intervención en el estadio. Este mismo acuerdo también fue aprobado ayer por la junta de gobierno local.
Las previsiones refrendadas ayer por el regidor indican que los trabajos empezarán tras la conclusión del campeonato liguero y la estructura estará lista para el comienzo del siguiente, aunque no se especificaron fechas concretas.
Así, la competición oficial no se debería ver afectada por esta intervención, algo que sí sucederá con el Trofeo Teresa Herrera. El torneo, que se disputa en verano, tendrá que ser aplazado y Xulio Ferreiro explicó que se encuentran en conversaciones con el Deportivo para encontrar otro momento en el que llevarlo a cabo, indicando como posibilidades el inicio de la próxima liga o algún parón en el campeonato.
Lo que sí dejó claro Ferreiro es que el torneo se celebrará en Riazor y no en otro escenario, aunque se deberá determinar la fecha concreta.
Según Ferreiro, la actuación de reparación de las cubiertas, que durante los últimos temporales volvieron a verse afectadas, permitirá hacer de la instalación “non só o estadio do municipio senón tamén metropolitano e case provincial”.
Tanto Xulio Ferreiro como Valentín González Formoso destacaron la buena sintonía entre ambas administraciones, un aspecto necesario para sacar adelante una obra compleja.
Como contraprestación al apoyo económico que realizará la institución provincial para la reforma de las cubiertas, las finales de la Copa Diputación masculina y femenina se disputarán durante un período de diez años en el estadio coruñés.
Del mismo modo, la Diputación dispondrá de mil entradas cada año para el trofeo Teresa Herrera que distribuirá entre escuelas de fútbol base y colectivos desfavorecidos con el objetivo de promocionar el deporte.
El acuerdo también incluye que se emitirán anuncios o vídeos divulgativos de la Diputación y de los ayuntamientos de la provincia en los paneles electrónicos del estadio de Riazor durante las previas y los descansos de los partidos del Deportivo. l

Las obras de reforma de la cubierta de Riazor mantienen sus plazos