La peatonalización del entorno de San Agustín costaría 300.000 euros

La céntrica zona tiene un tráfico poco fluido javier alborés
|

Un centenar de propuestas han pasado el corte en el proceso de creación de las iniciativas para los presupuestos participativos y en estos días se someten a la votación ciudadana. Entre las 98 ideas presentadas por los particulares dentro del programa A Porta Aberta hay algunas que se prevén polémicas si salen adelante entre comerciantes y hosteleros. No obstante, también tendrían una notable importancia en la mejora de la movilidad como es el caso de la iniciativa para mejorar en entorno del mercado de San Agustín con la peatonalización. Los técnicos municipales han estimado que las obras se llevarían un presupuesto cercano a los 300.000 euros.
La solicitud de recuperar el céntrico espacio para los peatones obtuvo las votaciones necesarias en el proceso previo y ahora el Ayuntamiento la ha sometido a un período de exposición pública para que los coruñeses decidan si la actuación tiene cabida en su idea de ciudad.
“Un mercado tiene que estar lleno de vida y no de coches, como es el caso. Para ello es imprescindible hacerlo peatonal y embellecerlo con intervenciones como la recuperación estética de los soportales”, reza el enunciado ciudadano.

desaparición de los coches
La viabilidad está asegurada, pues así lo sostienen los asesores del Gobierno local. Según la primera estimación de presupuesto –realizada sobre el papel– la retirada del tráfico y la zona de aparcamiento costaría a las arcas municipales 295.000 euros.
El montante económico se calculó, según el informe que se ha puesto a disposición del público, contabilizando la superficie de alrededor de la plaza de abastos y descontando los soportales que la rodean por ser espacios privados de uso público.
De esta manera, el proyecto que debe obtener la aprobación popular hace referencia a una pavimentación de 3.300 metros cuadrados. Cada metro cuadrado de plataforma única sería 62 euros.
De llegar a buen puerto, esta propuesta supondría eliminar el constante paso de vehículos pero también las plazas de aparcamiento, cuyo uso es muy criticado porque la mayoría de los coches son de los llamados ventosa que no se mueven en toda la mañana y no generan flujo real de acceso a las instalaciones.

posibles pegas
Sin embargo, es casi seguro que los comerciantes y empresarios de la zona no aceptarían de buen grado el cambio de forma unánime. Los placeros del céntrico mercado ya han criticado en numerosas ocasiones que las obras que se fueron acometiendo en los alrededores –tales como el túnel de María Pita o la reforma de Marqués de Pontejos– los dejaron aislados y, quizá, esta modificación de usuarios prioritarios sería entendida como un afección más a su clientela.
De igual modo lo podrían ver los hosteleros del centro aunque, en la práctica, solo exista rotación de vehículos el fin de semana.
Entre los primeros comentarios a la medida hay quien considera que esa medida podría aplicarse con el formato semipeatonal existente en Santiago y Pontevedra. Además, abundan en la necesidad de que los puestos exteriores abran por la mañana y por la tarde para que atraigan a más consumidores.

La peatonalización del entorno de San Agustín costaría 300.000 euros