El alquiler gana terreno a la propiedad con la crisis y alcanza el 19 por ciento, según un informe

Carteles de alquiler en un edificio de viviendas en la conocida milla de oro de Madrid. EFE
|

El número de personas que optan por el alquiler ha ganado terreno al de ciudadanos con vivienda en propiedad desde que comenzó la crisis, y ya representa el 19 % del total, un 4 % más que en 2011.

Según un informe del portal inmobiliario Fotocasa, casi la mitad de los españoles considera que los actuales niveles de precios hacen el alquiler más rentable que la compra.

La responsable de Estudios del portal, Beatriz Toribio, ha puntualizado que en la mayor parte de las ocasiones quienes optan por el alquiler lo hacen de forma temporal, empujados por la falta de crédito y la inestabilidad laboral, pero con la esperanza de poder comprar más adelante.

"Los españoles siguen teniendo gran apego a la propiedad", ha asegurado Toribio, que ha resaltado que a pesar de ello el número de personas que consideran que alquilar es mejor que comprar se ha triplicado con la crisis, pasando del 4 % al 12 %.

Los jóvenes de menos de 30 años son quienes muestran mayor predilección por el alquiler, si bien sólo el 16 % descarta convertirse en propietario en el futuro, mientras que el grueso confía en poder ser propietario en un plazo de más de cinco años.

Toribio ha reclamado más medidas para fomentar la cultura del alquiler y erradicar la creencia de que "alquilar es tirar el dinero", que aún defienden dos de cada diez españoles.

La responsable de estudios ha resaltado que Cataluña es la región española más partidaria del alquiler y ha subrayado que tres de cada diez catalanes viven en casas arrendadas.

Sin ayudas públicas para el alquiler y con el grifo del crédito cerrado, ha avisado de que la única forma de dar salida al remanente de viviendas es mediante la bajada de precios.

En este sentido, ha avisado que mientras no aumente el poder adquisitivo de las familias españolas continuará el desplome de precios.

Toribio ha explicado que gran parte de los propietarios "no son conscientes de que su vivienda ha perdido valor" y, en consecuencia, marcan unos precios por encima de lo que pueden o están dispuestos a pagar los clientes, por lo que les cuesta vender.

"Quien se resiste a bajar el precio no vende", ha resuelto Toribio, que ha señalado que quienes acceden a bajar el precio inicial alrededor de un 30 % venden sus viviendas de forma rápida.

Toribio ha apuntado que el mercado inmobiliario "empieza a dar señales de recuperación", como el creciente interés de inversores internacionales.

No obstante, ha negado que sea suficiente para "recuperar el pulso" de uno de los sectores más castigados por la crisis y la recesión.

El alquiler gana terreno a la propiedad con la crisis y alcanza el 19 por ciento, según un informe