El Ayuntamiento destinará cerca de dos millones a la rehabilitación de viviendas

El concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, ayer en el palacio municipal
|

La nueva bolsa de ayudas a la rehabilitación estará dotada con 1,8 millones, que se repartirán entre el millón de euros que se reservan para financiar la instalación de ascensores; 800.000 euros para la recuperación de viviendas y 50.000 euros para la eliminación de cableado exterior. El concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, fue el encargado de presentar ayer la nueva convocatoria de subvenciones, que se aprobará en la próxima junta de gobierno, y que estará abierta del 2 de enero al 28 de febrero.
Fernández Prado explicó que el próximo año se destinará un 11% más al plan de ascensores que en el presente ejercicio, “y un 100% más para la rehabilitación de viviendas”. El teniente de alcalde recordó que parte de ese incremento en las subvenciones se debe a la ordenanza que aprobó el gobierno local para facilitar la colocación de elevadores en todos los edificios de la ciudad. La normativa de rehabilitación fija ahora subvenciones de hasta el 50% del presupuesto protegido, frente al 10% de antes, y un máximo de 5.000 euros por vecino, frente “al tope” de 1.500 euros del texto anterior.
El Ayuntamiento invirtió más de tres millones de euros entre las convocatorias de 2012 y 2013 para la instalación de ascensores, que beneficiaron a 2.100 viviendas de 180 edificios, al margen de las 2.000 solicitudes que el gobierno local está tramitando en estos momentos. Según el concejal responsable del área de rehabilitación, las obras para la colocación de elevadores supusieron una inversión en la ciudad de 13 millones de euros.

parque ofimático
El teniente de alcalde también informó ayer de que el Ayuntamiento girará en los próximos días la segunda cuota del Parque Ofimático a las 200 personas, empresas y entidades que forman parte del proyecto de urbanización.
El pago se eleva a 4,8 millones de euros, una cuantía similar a la de la primera cuota y que, según el edil, ya ha sido cobrada “prácticamente” en su totalidad. Una vez recibida la notificación, los implicados en el proyecto, entre ellos la Xunta, tendrán un plazo de un mes para hacer efectivo el pago. El edil recordó que, pese a que se presentaron recursos contra las cuotas, la justicia “le dio la razón al Ayuntamiento”, por lo que las obras “avanzan a buen ritmo, excepto en una pequeña zona donde quedan unos residentes”. Se refiere a los antiguos propietarios del Ofimático, que, tal y como apuntó el concejal de Urbanismo, deberían haber abandonado las viviendas ya en 2009, al haber desaparecido sus terrenos una vez aprobado el plan de reparcelación del Ofimático.
El Ayuntamiento recurrió a los juzgados para forzar la salida de las familias cuyas parcelas están incluidas en el proyecto de urbanización de la zona. El gobierno local volvió a reiterar ayer que no se trata de expropiados, sino que los afectados están incluidos en el proyecto de urbanización como promotores. Por su parte, los desalojados siguen demandando una salida alternativa a la pérdida de sus viviendas, ya que defienden que se han visto involucrados en un proceso de urbanización sin desearlo.

El Ayuntamiento destinará cerca de dos millones a la rehabilitación de viviendas