La ocupación de la prisión de Teixeiro retrocede al nivel de sus comienzos

21 OCTUBRE 2005 / 08 mayo 2013 página 5 / 10 octubre 2013 página 11 / 13 octubre 2013 página 47 A CORU?A.- LA DIRECTORA DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS, MERCEDES GALLIZO, VISITO AYER LA PRISION PROVINCIAL DE TEIXEIRO
|

Habría que remontarse a principios de siglo, cuando se inauguró el centro penitenciario de Teixeiro, para encontrar niveles de ocupación tan bajos como los que tiene actualmente la prisión coruñesa: solo 1.200 de sus 1.800 plazas están ocupadas. Es decir, un 66%. Es una buena noticia, puesto que permite a las autoridades ofrecer más recursos para la reinserción de los recursos y al mismo tiempo, reducir el nivel de conflictividad que suele dispararse cuando los presos están hacinados. Sin embargo, el ratio preso/funcionario sigue siendo bajo por la sencilla razón de que no se cubren las vacantes por jubilaciones.
Así lo denuncia el delegado del sindicato Acaip en Teixeiro, Pedro Vázquez, que contabiliza  434 funcionarios en el centro penitenciario. Parece una cifra considerable, pero si se tienen en cuenta todas las áreas médicas, técnicos y oficinas de vigilancia, resulta que ya no lo es tanto.  “Pero hay treinta vacantes sin cubrir”, añade.
En realidad, la prisión coruñesa es una víctima más en los recortes de ofertas públicas de empleo que se han sufrido en los últimos tres años, durante el mandato de Mariano Rajoy. Según los cálculos de Acaip,  57 de los 67 centros penitenciarios de España han perdido un porcentaje importante de plantilla. En total se han perdido 1.964 empleados públicos penitenciarios, a lo que hay que sumar las 1.522 plazas vacantes que no se pueden cubrir por las restricciones presupuestarias. Cinco centros penitenciarios inaugurados tiene 26 módulos sin abrir, y otros cuatro centros siguen esperando fecha de apertura.

cambio legislativo
En cuanto a la razón de que haya descendido tanto el número de reclusos en Teixeiro, la razón es el cambio legislativo que ha despenalizado los pequeños delitos de tráfico de drogas, eliminando las penas de prisión, lo que ha permitido a muchos acogerse a beneficios penitenciarios y descongestionar las instalaciones de toda España, uno de los países con más población penitenciaria hasta la fecha.
“A nivel nacional, habría que mirar a principios de los años noventa para encontrar unos niveles tan bajos”, comentó Vázquez. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el centro penitenciario de Teixeiro es mucho más reciente, puesto que se inauguró en 1998. Los primeros años fue abriendo los módulos para admitir nuevos reclusos. “Desde entonces ha habido picos, pero fue hace tres años cuando comenzó esta caída”,  comentaron desde Acaip.

La ocupación de la prisión de Teixeiro retrocede al nivel de sus comienzos