Un Messi soberbio mantiene la racha del Barcelona ante el Eibar en Ipurúa

Partido de Liga entre el Eibar y el Barcelona en Ipurúa. En la imagen, Munir celebra su gol. Spanish League match between Eibar and Barcelona. In this picture, Munir celebrates his goal.
|

El FC Barcelona venció de manera contundente al Eibar en Ipurúa con una nueva exhibición de Leo Messi, que marcó el segundo y el tercer gol en la cuenta del equipo catalán cuando más dominaba el conjunto armero, con lo que el cuadro azulgrana suma ya 36 partidos consecutivos sin conocer la derrota.
Luis Enrique optó por dar la titularidad en la medular del campo a Arda Turan en detrimento de un Andrés Iniesta con sobrecarga de partidos. Además, fue Munir el sustituto del sancionado Neymar, que vio el partido desde Brasil, donde celebra el cumpleaños de su hermana con permiso del club.
El encuentro comenzó muy disputado. Ya desde el primer minuto se vio la idea de los dos equipos, un Barcelona con la intención de llevar la batuta del encuentro, y un Eibar muy intenso. Solo pasaron siete minutos y Munir ya le daba la razón a su entrenador sobre si había elegido bien al sustituto de Neymar. Un pase en profundidad desde el centro del campo lo recogía Luis Suárez en el lateral derecho del área, y vio solo en el segundo palo la llegada libre de marca de un Munir que marcaba a placer el primer tanto del partido, el segundo en su cuenta goleadora en Liga y el séptimo esta temporada.
No se relajaba el ritmo del partido con el paso de los minutos, aunque sí las ocasiones que cesaron en el tramo central de la primera mitad. No obstante, los acercamientos del FC Barcelona suponían peligro y un gran problema a la zaga armera, que intentaba como podía achicar balones y alejarlos de su zona de conflicto.
Del posible 0-2 tras una maravillosa maniobra de Messi en el balcón del área que remataba mal Munir en un intento de pase a Luis Súarez se pasó al casi empate del Eiba.
En el tramo final del primer acto, y casi sin darse cuenta nadie, el Eibar pasó a llevar la manija. Un momento delicado para el Barcelona que zanjó con una de las suyas Leo Messi. El ‘crack’ argentino se echó el ataque a sus espaldas y en una jugada personal entraba solo, sin oposición de sus rivales, al área y con un disparo seco y cruzado marcaba el segundo para su equipo.
Un castigo demasiado grande para el Eibar, que encajó otros dos goles.

Un Messi soberbio mantiene la racha del Barcelona ante el Eibar en Ipurúa