Madrid es la clave para que la Marea y el PSOE pacten un Gobierno local

20 octubre 2015 página 2 A Coruña.- El alcalde Xulio Ferreiro compareció en rueda de prensa junto a la concejala Silvia Cameán
|

La relación entre lo que sucede en los foros políticos de Madrid y los salones del palacio municipal coruñés es más estrecha de lo que podría parecer a simple vista. La necesidad apremiante de formar un Gobierno central se reproduce a escala local con la premura por cerrar los presupuestos de 2016 y la conveniencia de un pacto estable para dirigir la ciudad. En ambos escenarios, el PSOE y la Marea Atlántica –En Marea, en el caso nacional–, son actores principales.
La formación mareante constituida para las elecciones generales ha lanzado un mensaje claro a los socialistas: de lo que suceda en la capital española dependerá lo que suceda a nivel autonómico y local. En Marea quiere un acuerdo para que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias compartan responsabilidades de gobierno en La Moncloa y anuncian que, de producirse, están más que dispuestos a firmar un pacto entre sus grupos y el PSdeG para desplazar al PP de la Xunta una vez celebradas las elecciones autonómicas. Este sería el último paso de una cronología que, entre medias, tendría tratos como el de A Coruña, con los de Xulio Ferreiro y los de José Manuel Dapena aliados en el poder.
Tanto uno como otro ya se han manifestado a favor de un pacto estable que evite situaciones tensas como las que se han vivido cada vez que hay que tratar un tema de importancia para la ciudad desde la llegada de la Marea al Ayuntamiento coruñés. El portavoz de los socialistas asegura que están “abiertos a un replanteamiento de las relaciones para buscar la fórmula que mejor responda a los coruñeses y a la responsabilidad que con ellos hemos asumido”. El alcalde coincide en que es necesario buscar “fórmulas de confianza” para avanzar hacia lo que podría ser un Gobierno compartido, más estable. Poco amigo de establecer paralelismos entre la política estatal y la local, el regidor desvincula los contactos de En Marea y el PSOE con sus conversaciones en María Pita. “Que en Madrid se chegue a un acordo será positivo para todos”, se limita a apuntar. Aunque el recado de los mareantes a los socialistas no deja lugar a dudas.
Lo que suceda en las próximas semanas en Madrid podría determinar el futuro del Ayuntamiento coruñés, que mira de reojo a sus compañeros de la capital española, con los que comparten calendario de negociaciones. Ferreiro quiere aprobar los presupuestos en el plazo de un mes, el mismo periodo de tiempo en el que En Marea querría tener un acuerdo firme para formar Ejecutivo. Dapena prefiere huir de la prisa y tomarse el tiempo necesario para analizar las cuentas, igual que Sánchez no quiere precipitarse en la composición de una coalición de izquierdas.
Con estas premisas, los equipos del alcalde y el líder del grupo socialista se sientan en días alternos para negociar unos presupuestos que por ahora se resisten, pero finalmente podrían llegar acompañados de una relación de mandato compartido. 
Trato que podría acabar por replicarse en La Moncloa y en el Pazo de Raxoi.

Madrid es la clave para que la Marea y el PSOE pacten un Gobierno local