QUé MONADA, ¿NO?: NI VER, NI OíR. Y, ADEMáS, CALLAR

|

El Ideal Gallego-2011-07-24-013-567eb215 A nosotros nos mandan
ver, oír y callar mientras
ellos cierran los ojos
y callan las evidencias…

Abierto por domingo josé maría villot

Los tres monos místicos tenían una misión prioritaria: guardar el mausoleo de Toshogu, para que nadie interrumpa el sueño de su señor. Ahora, con internet y “sms”, los guardianes son más sofisticados.



Lo estamos viendo > La voracidad de los mercados, la nula capacidad de los políticos y la falta de un código de conducta que impida los excesos de la llamada “economía virtual”, nos lleva al calvario que estamos pasando…
No tiene sentido que las llamadas agencias de rating (que cobran de los grupos financieros) se conviertan en el oráculo que tienen que seguir (como los monos de la historia) los gobiernos, con los ojos y la boca cerrada, sordos ante el clamor  popular, que observa la paradoja de que al sistema capitalista le conviene que las cosas vayan mal, siempre que alguien pueda beneficiarse de ello…
Cuanto peor mejor, que parece calcada la estrategia del primer partido de la oposición. Tal vez haya que cambiar la imagen de los monos por una lápida con la frase de Karl Graus: la ley básica del capitalismo es: TÚ O YO, nunca TÚ Y YO…
Las pruebas de “estrés” no tienen más valor para los mercados que apretar a los rezagados. Y así surge la venta (barato, barato, barato”) de las cajas al capital extranjero, especuladores en buena parte, de un dinero hecho a los pocos por muchos conciudadanos…
Aquí se puede decir aquello de “nunca tan pocos ganaron tanto aprovechando de muchos que, como decíamos al principio, ni les dejaron ver, ni podían oír y no tuvieron más remedio que callarse…

Lo que hay que oír > El “ex” muy honorable Camps dimite insistiendo en su inocencia mientras sus dos colaboradores se declaran culpables…y no dimiten. Camps sigue siendo (Pons tiene las manos quemadas de ponerlas al fuego) un militante ilustre del PP y Rajoy, pobriño, que es su amigo.
Camps, según sus biógrafos, ha pagado mucho (la dimisión) por muy poco (el valor de los trajes) pero han perdido el norte de cuanto vale la dignidad, la honradez, la verdad. Camps mintió al pueblo, al juez y al Parlamento y tiene cómplices. Todos deben explicar muchas cosas pues el “caso Gürtel” sigue la pista de la financiación fraudulenta del PP a lo largo y ancho de la doliente piel de toro.
Pero acerquémonos a nuestro mundo cotidiano: que dice El Mundo que viene a la Diputación, entre el cabreo del PP, un señor que era mucho en puertos, y que “se va salpicado por escándalos como la presunta prevaricación en la declaración de impacto ambiental en la piscifactoría de Rilo” (sic).
Por favor, ya que desde Madrid nos envían soldados para apagar los incendios, dinero para el Puerto Exterior, los aeropuertos, etc., que nos manden un mago, pues esto tiene que ser cosa de algún “meigallo”.

Ver, oír, callar >
Eso quieren. Pero es necesario alertar del pasotismo ciudadano ante la corrupción,  la agonía del gobierno, el cinismo de los mercados ; el bloqueo de las instituciones a la espera, el PP,  de conseguir el poder total ( Defensor del Pueblo, Consejo del Poder Judicial, Tribunal de Cuentas, el Constitucional, la RTVE, etc.)…y todo esto a la espera del código ético del PP que vigila Romay Becaría.
Ahí tienen, con las manos quemadas, a Pons, Aguirre y tropa, buscando aún el complot de policías y jueces, cuando la primera denuncia del caso Gürtel partió de un concejal del PP en Madrid asqueado de lo que veía a su alrededor…
Y Rajoy calla, no ve, escucha solo lo que quiere,  y no responde. Y  para  los demás ver, oír y callar.

 

QUé MONADA, ¿NO?: NI VER, NI OíR. Y, ADEMáS, CALLAR