Bajan los contagios en España pero la presión en las UCI continúa al alza y llega al 45%

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias | r. rubio
|

Sanidad notificó 79.868 nuevos positivos desde el viernes, lo que supone un descenso respecto a los registrados el anterior fin de semana (93.822), aunque la presión en las UCI sigue al alza, con una ocupación del 45,30%.


Además, se registra un nuevo descenso de la incidencia acumulada hasta los 865,67 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, 20 puntos menos.


Según los datos facilitados a Sanidad, se notificaron 762 muertos más, con lo que la cifra total de fallecimientos se eleva a 59.081, de los que 1.534 se registró en los últimos siete días.


El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, subrayó que “estamos empezando a descender, lo que es bueno, pero necesitamos que sea rápido para que los hospitales no colapsen y tengan que reprogramar toda la actividad y suspender intervenciones sanitarias que no habría que suspender”.


“Nos quedan unas cuentas semanas para conseguir que las UCI no lleguen a saturarse”, afirmó Simón, quien alertó de que en siete comunidades la ocupación de estas dependencias supera el 50 % y en tres el 60”.


Simón destacó el descenso de la incidencia acumulada, aunque la ha calificado de “elevadísima”, y agradeció “el esfuerzo” realizado por la población para conseguir que la epidemia “esté bajando y está bajando rápido”.


Asimismo, aseguró que la situación en España sería aceptable para viajar en Semana Santa si estamos en una incidencia acumulada de hasta 150 casos de coronavirus por 100.000 habitantes en catorce días.


Por otro lado, los 69 centros penitenciarios que hay en España dependientes del Estado acumulan un total de 577 casos de Covid entre los internos en el último mes, mientras que otros 1.953 reclusos están en cuarentena.


En otra línea, las comunidades siguieron ampliando sus medidas para tratar de luchar contra la tercera ola de la pandemia.


Así, la Comunidad de Madrid hará obligatorio el uso de mascarillas en el interior de bares y restaurantes, excepto para comer y beber, y ampliará de cuatro a seis el límite de clientes que puede haber en las mesas de las terrazas de este tipo de establecimientos.


Precisamente con Madrid hubo ayer polémica, ya que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-

Page, se quejó ayer de las medidas de Madrid y asegura que pedirá limitaciones “más rotundas” a nivel nacional si la tercera ola no se domina.


Por su parte, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, volvió ayer a hacer un llamamiento a las comunidades para que amplíen las medidas todo lo que la estrategia nacional y el decreto del Estado de Alarma les permiten con el fin de reducir los contagios.


Asimismo, el comisario de los Mossos d’Esquadra, Joan Carles Molinero, explicó que ayer se realizaron inspecciones en trenes para detectar viajes no justificados que incumplan las normas.


También Málaga capital se sumara el miércoles a otras siete grandes ciudades andaluzas sin actividad no esencial.


Del mismo modo, Ceuta puso en marcha un nuevo decreto que mantiene el cierre perimetral y que aumenta las restricciones sociales al permitir únicamente reuniones de dos personas.


En otra línea, Castilla y León pidió al Ayuntamiento de Condado de Treviño (Burgos) que acate las medidas sanitarias impuestas por las autoridades de esta comunidad en vez de las decretadas por el Gobierno Vasco como anunció ayer que hará su alcalde.

Bajan los contagios en España pero la presión en las UCI continúa al alza y llega al 45%