El Belén de Cambás denuncia la situación del rural y la pérdida de fe en la política y la Iglesia

el ideal gallego-2018-12-02-018-6baf84eb
|

El Belén de Cambás siempre encierra algún mensaje y, teniendo en cuenta la situación del rural, era previsible a quien iría dirigido en este 2018. La disposición del Nacimiento de Aranga es similar a la de cualquier otro, pero los “complementos” no siguen las normas para unirse, en una muestra meridianamente clara de solidaridad, a las demandas de productores y ganaderos, de quienes “abastecen” las ciudades, de quienes dan vida a Galicia. Así, el cartel que acompaña a la Sagrada Familia esta Navidad denuncia “a pérdida da fe, tanto na Igrexa como nos políticos”, explica el párroco, Luis Rodríguez Patiño. 

En Cambás, con cuatrocientos habitantes, existe una importante cooperativa que, pese a la crisis que sacude el campo, colaboró todo el año con el Banco de Alimentos Rías Altas y la Cocina Económica de A Coruña. “Porque a xente non só come en Nadal”,  precisa el sacerdote, quien apunta a la igualdad como valor principal para la recuperación del rural: “Non é ningún segredo que estes desequilibrios están afectando á vertebración do territorio e ata á cohesión social” y, si bien “parece que algúns teñen moi claro que un pacto de Estado é o que necesita a contorna rural, eu creo que este pacto tamén debe ser coa sociedade civil”, continúa Patiño. “Por eso, aquí, Jesús, José y María comparten espacio con inmigrantes, ancianos y menores; con agricultores y ganaderos, y recortes de prensa, un carro y una de las naves de Cusoviame”.

El Belén de Cambás denuncia la situación del rural y la pérdida de fe en la política y la Iglesia