Los vecinos denuncian los movimientos de tierras en San Roque de Afuera

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-3cd6a99e
|

Los vecinos del entorno del desaparecido barrio de San Roque de Afuera han contactado con el Ayuntamiento para alertar de los “continuos” movimientos de tierra que se producen en el solar destinado a albergar el futuro polígono de Náutica. Señalan que desde hace ya meses, y en especial desde que se acometió el derribo de la última vivienda en pie, el pasado 22 de mayo, las máquinas traen y llevan áridos y piedra en un constante ir y venir que levanta grandes polvaredas e impide a los residentes abrir las ventanas.
El pasado 25 de junio, uno de estos residentes, Alfonso Torrecilla, remitió al Ayuntamiento un escrito donde preguntaba por esos trabajos. Hoy por hoy, ni la reclamación de este vecino ni las muchas que ha presentado la asociación vecinal han tenido respuesta.
“Lo tienen en plena ciudad, es continuo”, se queja Torrecilla, para lamentar las molestias que general polvo. “”Yo tengo problemas pulmonares y con esto empeora”, cuenta este vecino, que habla también del ruido que se generan los camiones y las máquinas, entre ellas la que estuvo colocada meses atrás para moler piedra en el solar. “Repercute en el aire y en la salud”, lamenta.
La asociación vecinal de Labañou, por su parte, también se hace eco de los inconvenientes que trae esta actividad; sus dirigentes sospechan que la parcela está siendo usada por la constructora propietaria para separar la tierra de la gravilla que luego esta utiliza en las obras de asfaltado que tiene adjudicadas en varios puntos de la ciudad. “Tienen el conjunto con agua y aspersores pero se trata de una zona muy venteada y no hay manera de evitar el polvillo”, señala el presidente de la entidad vecinal, Enrique Fernández Maceiras, resignado ante un problema que, como otros en el barrio, ha sido transmitido al gobierno municipal sin respuesta.

"marginados"
“Estamos cansados de mandar escritos, no nos hacen ni caso. Estamos totalmente marginados”, censura el portavoz vecinal, y pone como ejemplo la inauguración de una calle en el grupo de viviendas de María Pita, en noviembre del año pasado, a la que ni tan siquiera fueron invitados.
Como recuerda, en el acto llegó a abordar al alcalde y le arrancó un compromiso para atajar ciertas deficiencias del local vecinal, pero diez meses más tarde no saben nada del asunto. n

 

Los vecinos denuncian los movimientos de tierras en San Roque de Afuera